¿Quiénes eran los que vivían aquí?, ¿cómo era el pueblo antes de convertirse en ruinas?, o ¿a que se deben las inundaciones?, son algunas preguntas que Betzabé García pareciera haber querido implantar en el público con su documental Los Reyes del Pueblo Que No Existe, filme que es parte de la gira Ambulante 2015.

En efecto, la realizadora abre su documental con un plano secuencia que adentra al que mira en un pueblo fantasma inundado en su mayor parte, sin referir la causa del agua excesiva, el nombre el lugar o siquiera el estado de la república donde se encuentra.

Poco a poco va despejando el vacio de información en voz de los pocos pobladores que aún permanecen, por quienes se llega a conocer que el nombre del lugar, San Marcos, pero sobretodo refieren historias del lugar, señalan donde se encontraban los restaurantes, las tiendas e incluso lo que fue de un personaje convertido en leyenda por causa de su fuerza y desequilibrio mental.

De esta forma, García evita en absoluto recursos como la voz en off o los datos duros, para crear la experiencia que podría tener cualquier viajero adentrado entre casas y muros derruidos, destrucción generada hace no más de diez años luego de que fuera construida la presa Picachos, en Sinaloa, que inundó hasta 15 comunidades.

reyes_11

Este viajero pasa buena parte del tiempo con la pareja formada por Yola y Jaime, dos personas definidas por el buen humor y la hospitalidad, quienes al haber dejado su casa para mudarse a otra mayor se comparan a sí mismos con los toldos: “unos pájaros prietitos que se van a los nidos que ven, aunque sean de otros pájaros y luego los echan, así nos va a pasar a nosotros si los dueños regresan”, dirían entre risas, para luego afirmar que el hechos de estar solos junto a otras dos familias los convierte en una especie de jefes del pueblo: los reyes involuntarios.

Otro elemento fue, tal vez con la intención de agregar un toque surrealista, la inclusión de una banda de música llamada “Los jalapeños”, formada por chavitos de secundaria que tocan con instrumentos elaborados a partir de chatarra, parte festiva que tiene una sutil conexión con la parte de los créditos, donde muestra el desarrollo de una fiesta popular en este pueblo, ocupado en ese entonces con 300 familias.

El espectador tendrá oportunidad de mirar Los Reyes del Pueblo Que No Existe el viernes 20, en casa natal de Morelos, a las 18 horas; mientras que al día siguiente, pero en Pátzcuaro, estará en el Teatro Emperador Caltzontzin a las 17:00 horas.

AMBULANTE 2015: Review de Los Reyes del Pueblo que no Existe
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
10.0