El universo de DC Entertainment se encuentra urgido de retomar el camino, buscar una fórmula que ayude a que sus películas se puedan arraigar mucho más en los fanáticos, ya que la fórmula de Zack Snyder de un universo un tanto oscuro y de adaptar lo mejor de las historietas a un mundo más realista, idea preconcebida en un inicio con Christopher Nolan y su Dark Knight que no tuvo los efectos esperados. Ni al público, ni a los críticos les gustó el tono más lento y que buscan explorar las verdaderas y trágicas motivaciones de los personajes para enfrentar al mal. Y desde Justice League, se nota el cambio de dirección que busca la compañía con la contratación de Joss Whedon para terminar la cinta que Snyder dejaría inconclusa por problemas personales. La primera cinta post Justice League se ve y apesta a Marvel a decir verdad. ¿Será esta la solución a sus problemas?

El encargado de traer a la pantalla grande la aventura en solitario de Arthur Curry, mejor conocido como Aquaman, fue el talentoso  James Wan, director de películas como Saw, The Conjuring y Fast and Furious 7. Una interesante opción tomando en cuenta que la mayoría de su filmografía proviene de propuestas del cine de horror. Para este trabajo contó con un elenco encabezado por Jason Momoa, Amber Heard, Williem Dafoe, Patrick Wilson, Nicole Kidman, Dolph Lundgren y Yahya Adbuk Mateen II, quienes le ayudan al director a contar la odisea a la que se debe enfrentar Arthur Curry( Momoa), quien reniega de sus orígenes y prefiere mantenerse al margen de los problemas de lo profundo del océano, encargándose de amenazas menores. Mientras que en fondo del océano, su medio hermano el Rey Orm (Wilson), busca desesperadamente unificar a los 7 reinos y declararle la guerra a la superficie. Para evitar esta guerra sin sentido, Mera (Heard), la hija del Rey Neerus (Lundgren), saldrá en busca del otro auténtico heredero del trono de la Atlántida.

A pesar de ser una cinta basada en un personaje de historietas, la historia no se siente completamente trabajada, es importante recalcar que si bien viene de un producto de entretenimiento alternativo, no por eso se le debe dar otra apreciación. El guión de la película peca de ser en un principio demasiado largo, la cinta dura 143 minutos. Y a pesar de contar con esta duración, todo el tiempo se siente que los personajes están corriendo, esta rápida narrativa es la que termina por robarle en parte la esencia a la historia; las cosas suceden tan a prisa que no te permiten entender o apreciar su importancia.

Las actuaciones son muy planas, Jason Mamoa le imprime cierto carisma al personaje, pero en este nuevo diseño, queda como un musculo con poco cerebro y esto queda de manifiesto desde los avances donde se le ve disperso y prefiriendo resolver todo a través de la fuerza bruta. El resto de los personajes resultan planos con motivaciones muy vagas y cuyo desarrollo deja mucho que desear, situación lamentable pues teniendo a actores como Nicole Kidman, Patrick Wilson, Williem Defoe y Amber Heard se hubiera podido darle más matices y profundidad a quienes integran la historia.

Si bien, los apartados histriónicos y argumentales no son el fuerte de la cinta, si lo son los visuales y auditivos, Aquaman es una odisea submarina que se ve preciosa, James Wan logra crear un mundo impresionante bajo el agua y no solo eso, si no que logró entender a la perfección la física de los cuerpos bajo el agua, situación que se nota en el cabello de los personajes, sus movimientos y sobre todo las secuencias de acción que son increíbles. Y si son muy coloridas y vistosas en cuanto al sonido también están muy bien diseñadas logrando que en conjunto estes frente a un espectaculo como pocos se nos presentaron en el 2018.

Aquaman tiene muy marcadas sus fallas, pero sus aciertos son impresionantes, logrando una experiencia entretenida por lo cual la cinta se ha vuelto toda un suceso, cuyos número en taquilla han estado subiendo sin parar y ya rebasaron a las producciones más taquilleras del año y comienzan a ser una amenaza fuerte para los números de Marvel Universe. Sin duda estamos ante la mejor exponente de DC Universe y que seguramente será el principio de un nuevo camino para estas producciones.

Crítica de 'Aquaman'
Lo Bueno
  • Efectos Especiales
  • Sonido
Lo Malo
  • Guión
  • Desarrollo de Personajes
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.1