En la actualidad, Spike Lee es uno de los directores afroamericanos más respetados y reconocidos dentro de la industria cinematográfica. Esto es gracias a su destacada filmografía, quien en sus últimos trabajos fue un poco inconsistente, distanciándose así de las grandes obras que le caracterizan. Pero tras estrenar BlacKkKlansman poco a poco ha ido resurgiendo esa admiración por su trabajo. Tras haber conseguido diversas nominaciones para algunos de los premios más importantes del año, además del segundo más importante de Cannes, por fin llega a México BlacKkKlansman: El Infiltrado del KKK, una película que tiene el timing perfecto en donde el racismo ha resurgido recientemente debido a la postura e ideología política de su actual presidente.

El infiltrado nos muestra la recreación de eventos reales que vivió en carne propia Ron Stallworth (John David Washington), un oficial de policía afroamericano de Colorado, quien logró infiltrarse en el Ku Kux Klan gracias a la ayuda de su compañero Flip Zimmerman (Adam Driver); un judío que le sustituía cuando tenía que aparecer en persona para así lograr convencer de sus intenciones a dicha organización. Así, ambos irán descubriendo poco a poco ciertos planes que este grupo tenía para combatir a las Panteras Negras y la alza de movimientos pro-afroamericanos.

Spike Lee logra imprimir gran dinamismo y humor en esta historia al presentarnos una película que logra entretener a su audiencia, pero también ahonda en el recuerdo de un momento muy importante de la historia sobre el racismo, obteniendo un resultado casi perfecto. Esto debido a que logra exponer su punto de vista y hacernos entender el mensaje principal de una historia con estas características, sin convertirse en un discurso de panfleto o en su defecto, alargar de más la trama y transformarla en algo tedioso.

A su vez, esta historia y la forma en que se nos presenta se siente como algo sumamente fresco al mostrar la rabia y el odio que puede existir en el ser humano, al margen que se le injuria solo por tener un tono de piel diferente. Considero que esto le convierte en un filme muy puntual y poderoso para nuestros tiempos actuales.

Es cierto que también cae un poco en la sátira como presentación del problema al hacer ver a la gente blanca como un grupo de estúpidos e ingenuos (que sí lo pueden ser sin importar la raza o el género) pero en este caso los villanos son un poco unidimensionales, los cuales les resta trasfondo y motivaciones para explorar.

Lo que resulta muy claro, es que Spike Lee ha regresado para exponer uno de los temas que tan bien maneja y hace gran uso de su conocimiento y experiencias, por lo cual todos esos reconocimientos que se le han dado son muy bien merecidos.

Crítica de 'BlacKkKlansman'
Positivo
  • Timing perfecto
  • Elocuente y simpática
Negativo
  • Panfletaria
  • Duración
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0