Por fin el gran misterio que nos dejó el final de Avengers Infinity War ha sido resuelto, ¿A quién llamó Nick Fury antes de desaparecer? Con esta introducción, Marvel Studios, anticipó la llegada de Captain Marvel, un personaje a la altura de Thanos, que podría hacerle frente y así, dirigir el destino de los Avengers a partir de la Fase 4 del Universo Cinematográfico, pero eso no es todo, su pelea va más allá de lo que vemos en pantalla, de hacerlo bien, también los estudios buscan que la superheroína supere a Wonder Woman y su enorme éxito que tuvo en el 2017.

De entrada para esta enorme pero no imposible proeza se seleccionó a la ganadora del premio de la academia a mejor Actriz por su papel en The Room, Brie Larson para interpretar a Carol Denvers, completando el elenco encontramos a Samuel L. Jackson retomando su papel de Nick Fury, Ben Mendelsohn como Talos el líder de los Skrulls, una raza alienígena que cambia de apariencia para insertarse en muchos planetas, Jude Law como Yon- Rogg, el mentor y líder del escuadrón Kree que busca acabar con la amenaza Skrull, Lashana Lych como Maria Rambeau mejor amiga y compañera piloto de Carol y en un papel casi considerado cameo regresa Clark Gregg como el novato Agente Coulson.

La trama de Captain Marvel se desarrolla en los noventas, primero en el espacio, donde Vers, una poderosa guerrera Kree, forma parte del escuadrón liderado por Yon-Rogg, quienes se encargan de acabar con la amenaza Skrull. Pero Vers, frecuentemente tiene sueños de ella, teniendo una vida muy distinta. Tras un fallido intento de rescatar a un espía Kree, que resulta una emboscada del enemigo, termina viajando a la tierra para detener a Talos, un peligroso alienígena que está buscando algo relacionado a estos extraños sueños que tiene Vers.

La ansiada entrada de Captain Marvel al universo cinematográfico recae en las manos de dos directores novatos, Anna Boden y Ryan Fleck, quienes además escriben la historia y el guión, siendo este el primer problema de la cinta, todo el tiempo se siente como si estuviéramos viendo una película de Men in Black, por el tratamiento tan burdo que le dieron. Desde los primeros minutos puede sentirse esa falta de corazón, cuando apenas llevas 20 minutos y ya fuiste testigo de 3 secuencias de acción, que no emocionaron a nadie, algo de estar pasando. Como buena película de Marvel, el guión es muy simple y no aporta nada nuevo al género, si acaso la forma en como son narrados los hechos, pues el personaje principal tendrá que ir recuperando sus memorias. Por momentos se cuelgan más de hacernos sentir nostálgicos con la impresionante parafernalia noventera que podremos ir viendo a lo largo de la cinta, aunque a algunos podría llegarles a cansar la sobreexplotación de los chistes. Sobre todo cuando situaciones muy importantes para la continuidad del Universo Cinematográfico de Marvel son echadas por la borda con verdaderas nimiedades que terminan insultando a los verdaderos seguidores y que por supuesto son los momentos que roban carcajadas a la mayoría del público expectante.

Si acaso el problema más grande en el desarrollo de la trama es que Carol Denvers, prácticamente sabe hacerlo todo, pelea, tiene superpoderes, pilotea aviones, naves, es una superdetective, ingeniera, amiga, diseñadora de modas, etc. Y esto deja a todos los villanos de la cinta en segundo lugar y al no representar ningún reto para ella, la trama pierde esa curva de emoción y convierte la cinta en un relato plano, en el que solo nos resta esperar el próximo momento gracioso o el final de la película.

Las actuaciones por otro lado son otro un punto negativo a resaltar, lamentablemente Brie Larson, no cuenta con el carisma necesario para llevar la cinta, de hecho carece de un rango expresivo amplio, lo cual definitivamente termina por pasarle factura, ya que personajes como Nick Fury, quien de la mano de Samuel L. Jackson nos deja ver a un personaje mucho más accesible y en una faceta muy diferente al malhumorado director de Shield, lo cual le roba la cámara en cada momento a la protagonista y ni hablar del pequeño felino, Goose, quien o lo amas o lo odias, pero no deja a nadie indiferente, sobre todo en sus momentos de interacción con Fury.

Los efectos visuales se sienten reciclados, no son nada nuevos y terminan decepcionando. Sobre todo tomando en cuenta que en las historietas el personaje hace un despliegue de poderes impresionante y acá, apenas vemos como le brilla el brazo la mayoría del tiempo en pantalla. El principal tema es que después de todo el camino recorrido, Marvel Studios, nos tiene acostumbrados a un nivel de efectos visuales sorprendentes, situación que se queda muy corta.

Lamentablemente Captain Marvel resulta una decepción, no a niveles épicos, pero sí, tomando en cuenta, lo mucho que se esperaba de la historia y su personaje, el cual tiene una entrada bastante tibia para lo mucho que va a significar en el futuro. Con las enormes cantidades de dinero que va a lograr recaudar casi está asegurando una secuela, por lo que es muy importante que busquen solventar los errores cometidos en esta propuesta.

Crítica de "Capitana Marvel"
Lo Bueno
  • El Homenaje a Stan Lee
  • Conexiones con las demás historias de Marvel
Lo Malo
  • Dirección
  • Actuaciones
  • Constantes Chistes
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
6.8