La nueva película de Joel Egerton llega un momento en el que las crisis de identidad y el juicio social son muy comunes, sobre todo la intolerancia y negación hacia la homosexualidad. Corazón borrado se basa en hechos reales que vivió Gerrard Conley y que dejó plasmados en el libro Boy Erased: A memoir; A partir de este material el director, escribió el guión para la película la cual no solo dirigió sino en la que también actuó.

Corazón Borrado nos lleva a seguir los fatídicos días en los que Jared, el hijo de un pastor de la iglesia cristiana, un chico aparentemente normal después de vivir una situación traumática decide aceptar y confesarle sus padres su homosexualidad situación que al no entender, sus progenitores deciden enviarlo a un centro de rehabilitación que se especializa en la trata de este y muchos otros pecados.

Joel Egerton contó con las actuaciones del joven actor Lucas Hedges, quien demuestra cada que regresa a una película, que es uno de los actores más interesantes de su generación, además Russell Crowe y Nicole Kidman quienes funcionan perfectamente como los padres de Jared; Joel Egerton, complementa este elenco, no solo dirigiendo si no interpretando a uno de los personajes más complicados de la trama, Victor Sykes, el líder del centro de rehabilitación del pecado. Lucas Hedge, lleva el peso de la película y lo hace increíble, junto con Crowe y Kidman, crea una verdadera química que funciona y hacen que la relación familiar sea más creíble.

El guión está lleno de momentos claves, algunos de ellos los vemos a manera de Flashbacks, situación que funciona en pantalla, haciendo más entendible lo que está sucediendo. Otro de los grandes aciertos es sin duda el manejo de la trama durante el tiempo de que permanece en el centro de rehabilitación, pues todo el tiempo parece ser manejado como un thriller, dándole esa sensación de que los personajes están en peligro. Lamentablemente, la nota negativa se encuentra en la cantidad de personajes secundarios que nos quieren introducir a la trama y que lamentablemente después no se les respeta, quedando hechos a un lado, como lo son todos los chicos que va conociendo el personaje principal en el centro de rehabilitación, algunos se sienten como tramas inconclusas lamentablemente. Otro punto negativo es el cambio del ritmo, que se puede percibir, cuando el personaje está internado y cuando no, sobre todo hacia el final de la película puede llegar a sentirse un poco de telenovela.

Joel Egerton, hace un trabajo muy interesante en Corazón borrado, pues para ser su segunda película, demuestra que es un director con muchas aptitudes y que maneja perfectamente el misterio dentro de los guiones. Aunque en este sentido su anterior trabajo parece más redondo, en cuando a dirección, me quedo con este intento. Corazón borrado es una película necesaria e importante, sin duda exhibe un gran problema que ocurre en los Estados Unidos y que quizá muchos habían escuchado hablar, pero nunca se habían expuesto de esta forma. Altamente recomendado que le den una oportunidad.

Crítica de 'Corazón Borrado'
Lo Bueno
  • Actuaciones
  • Dirección
Lo Malo
  • Introducción de muchos personajes secundarios
  • Ritmo
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0