Dragon Ball marcó a toda una generación, millones de niños alrededor del mundo que veían todos los días, las aventuras de Goku y sus amigos, ahora han crecido y muchos de ellos ya cuentan con 30 o 40 años, en algunos casos ese fervor por los personajes del aclamado anime de Akira Toriyama ha sido transmitido ya a una segundo generación. Y resulta complicado para muchos entender el fenómeno de esta serie, que aún está vigente en nuestros días y cuyos últimos capítulos de la última temporada causaron tal furor que fueron vistos en muchos espacios públicos, como restaurantes, bares, plazas, etc. Ahora con una sólida base de fanáticos ha llegado Dragon Ball Super Broly, la tercera entrega de este regreso de la serie con nuevos capítulos y que ha levantado las expectativas de todos desde sus avances, porque promete ser la mejor película de Dragon Ball realizada ¿lo habrá logrado?

Primero que nada, Dragon Ball Super Broly, nos narra la historia de los Sayajines, una raza guerrera cuyo trabajo es conquistar otros planetas para después venderlos al mejor postor, este ejército se encuentra bajo las órdenes del rey Vegeta, el cual teme que los poderes de su hijo primogénito, Vegeta, sean superados por el de otro bebé sayajin, llamado Broly, para lo cual decide enviarlo al exilio a un planeta inhabitable. Paragus, el padre de Broly, descubre el plan de su rey y decide alcanzar a su hijo, jurando venganza.

Si eres un fanático de la serie, los hechos narrados tanto en el pasado como en el presente te serán familiares y en esta ocasión son contados con un poco más de profundidad, además de agregarles cierto fan service, como lo es el ver por primera vez a la madre de Goku o ver a personajes que influyen mucho más adelante en la serie. Se sigue notando claramente la mano de Akira Toriyama en la historia, por que a pesar del tiempo, los personajes siguen manteniendo su dinámica establecida e incluso, la historia de esta cinta, no busca innovar, pues sigue apoyándose de la misma espiral argumental probada por el mismo Toriyama desde los inicios de la serie hasta ahora, volviendo un tanto predecible la trama. A pesar de esto, celebro que por momentos haya querido ser emotivo algo que se agradece y que también le haya recortado un poco a los momentos graciosos innecesarios, pero por último, por hacerle un poco de justicia a vegeta.

Las secuencias de acción son el punto a favor más fuerte que tiene la película, sin duda la evolución del estilo de animación ha sido para bien, en verdad es que estamos ante una increíble pelea que dura alrededor de 40 minutos, con todos los momento épicos que uno podría esperar, solo que mucho más vistosos. Cada uno de los momentos que integran esta secuencia de acción, son impecables, los personajes se notan frescos, con nuevos movimientos y sobre todo más ágiles.

El lamentable problema es que como una fanático de hueso colorado, siento que Akira Toriyama, ya debería cederle la batuta a alguién más a nivel argumental o en su defecto intentar contarnos las cosas de una manera diferente. Fuera de ellos sin duda estamos ante la mejor película de la historia de esta franquicia, cumpliendo en casi todos los sentidos y si todo resulta como en las últimas 2 películas, esta terminara siendo parte de la cronología normal y sobre todo canón.

Si eres un fanático y seguidor de la serie, saldras muy satisfecho, pero, siendo sincero, si no lo eres o te has alejado de la historia, puede que sea un poco complicado agarrarle el hilo, pero no el disfrutar de la animación. Si tienes hijos y no conocen Dragon Ball, ¿Qué estás esperando?

Crítica de 'Dragon Ball Super Broly'
Espero no me haya ganado lo Fanboy
Lo Bueno
  • Animación
  • La mejor película de Dragon Ball
Lo Malo
  • Huecos argumentales
  • siempre pasa lo mismo
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
9.1