Hace algunos años, Disney studios descubrió que sus películas infantiles a pesar de nunca pasar de moda, podían ser explotadas nuevamente y también sus historias. Fue ahí cuando inició la oleada de adaptaciones a la pantalla grande con Cinderella, Maleficent, The Jungle Book, The Beauty and the Beast, etc. Siendo ahora el turno de uno de los personajes más queridos y reconocidos de los inicios de la compañía ,nos referimos a Dumbo, personaje que después de más de 70 años regresa. Para esta adaptación, la compañía del ratón, decidió entregarle el proyecto a Tim Burton, buscando que la magia que alguna vez tuviera el celebre director de cine.

Unos de las primeras actividades que Tim realizó en esta adaptación fue el revisar el guión original y adaptarlo a un formato diferente que el animado, situación que resultó en esta película la cual transcurre el año de 1919, en EUA, un circo continúa con la gira en USA, en donde su dueño y maestro de ceremonias Max Medici (Danny de Vitto) lucha por poner a una des sus antiguas estrellas, (Colin Farrell) e hijos al cuidado de un pequeño elefante orejón para que forme parte del espectáculo y mientras descubren sus cualidades artísticas y sus habilidades para volar, su fama crece y llama la atención de un capitalista del espectáculo, Vandevere (Michael Keaton) quien desea añadirlo a su show acompañado de Colette, la trapecista (Eva Green).

Si bien, la película, como muchos otros live actions, no se aproxima en muchas cosas a su versión animada. La historia se desvía y se convierte en una narración melosa, más dulce y dirigida a un público infantil, en donde el tono oscuro que el director busca imprimir en todos sus trabajos se desdibuja en escenas que causan ternura. El principal pecado de esta producción se encuentra en ese guión, con personajes caricaturizados, sin carisma y sobre todo sobre actuados. Algunas situaciones representativas de la versión animada, quedan reducidas a su mínima expresión, lo cual hace que se sienta como si se desechara la versión original muy pronto.

Para Dumbo se utiliza la animación por CGI, que por cierto es una de las cosas que más sobresale, pues nunca terminan de hacer que se vea o suficientemente real, afortunadamente para dar la sensación su recreación conmovedora y simpática. Las demás aplicaciones del CGI en la película se ven de más, situación que desde Alicia en el país de las maravillas se ha vuelto un abuso por parte de las producciones donde Burton se ve envuelto.

Lamentablemente esta producción significa uno más de varios tropiezos para Tim Burton, el director sigue cayendo en los mismos errores que han desvirtuado su carrera y ofrece un producto para el olvido, sin gracia, sobre actuado, aburrido y sobre todo predecible, a pesar que existan cambios. Es una lástima que algo prometedor no cumpla en nada. Y el mejor cumplido que se pueda tener es que la producción sea lo mejor. Pero que el resto quede en el olvido o mínimo se quiera olvidar.

Disney debe pensar más que es lo que quiere ofrecer porque en casi todos sus live actions se comete los mismos errores, los cambios no son buenos, y cuando la historia se conserva, es cuando sobresalen. Y aún quedan muchos para ver pero el público juzgará si se hartará de ellos por la poca calidad ofrecida en los mismos.

Crítica de 'Dumbo'
Positivo
  • Animación de dumbo
  • Producción
Negativo
  • Cambios en la historia
  • Cast
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
4.3