En un tiempo donde el acusar a las personas de racistas esta de moda, se estrena Green Book, una cinta, que más que provocativa, podría ser educativa, con respecto a mostrarnos como hay cosas que tal vez han cambiado pero muchas otras han empeorado. Producida, dirigida y Co-escrita por Peter Farrelly, director de éxitos como Something About Mary, Shallow Hal y Fever Pitch, todas cintas de comedia romántica y que rompen completamente con el estilo que logra en esta su más reciente producción.

Green Book, se centra en Tony Lip, un hombre que se las arregla en un club nocturno para llevar sustento a casa con su esposa y dos hijos, pero el club donde trabaja, cerrará unas semanas, situación que provoca que Nick, busque trabajo, llevándolo hasta el Dr. Don Shirley, un virtuoso del piano, el cual está por comenzar un tour de conciertos por la parte sur de los Estados Unidos, situación por la cual necesita un chófer que también funja de su asistente. El único problema es que al ser una persona afroamericana, esta situación podría ser un poco más complicada por las condiciones raciales que vive el Sureste de los Estados Unidos.

A simple vista, es una cinta muy simple, sobre un par de hombre, de distintos estratos sociales y que tiene que realizar un viaje en el cual todos sabemos que terminarán haciéndose amigos, la cinta desde su avance te plantea esta situación, por que la verdadera importancia de esta producción recae en cómo se enfrentan al racismo y la dinámica entre los dos personajes principales. Interpretados por Viggo Mortensen como Tony Lip y Mahershala Ali quien interpreta a Don Shirley, los dos actores logran una química entre ellos que carga con el peso de la película. Cada uno incluso obtuvo sus nominaciones a los premios Oscar, por sus interpretaciones.

El guión es redondo, logrando muy bien cada arco y cuando la cinta podría sentirse larga, logra meter una situación lo suficientemente interesante para mantenerte con la vista a la pantalla y no sientas los 130 minutos de duración. A pesar de que Peter Farrelly es conocido por ser un director de películas cómicas, no abusa de las situaciones y logra mezclarlas con maestría con las situaciones dramáticas, eso termina provocando que uno invariablemente termine rendido y empatizando ante la dinámica de los personajes.

Por otro lado el aspecto musical es uno a destacarse, Hollywood últimamente ha puesto empeño en posicionar el Jazz y es algo que no podemos hacerle el feo, si continúan con esas pegajosas tonadas, que aderezan de manera perfecta la cinta, con el score compuesto por Kris Bowers; además del soundtrack conformado por música clásica de los 60’s.

Existen muchas comparaciones de la película, que sí, se parece a Driving Miss Daisy o tiene parecido con la francesa Untouchables, la verdad es que pueden sentirse del estilo, pero no iguales, Green book cuenta con muchas capas adicionales a las que podemos apreciar a simple vista, no solo es amistad y racismo, sino familia, cultura, música, clasicismo, estereotipos, respeto y aceptación; siendo la mezcla de todos estos elementos los que le dan esa profundidad tan rica a la trama y que uno casi ni siente, es como consumir un delicioso postre con muchos ingredientes.

La ganadora del People Choice Awards en el Toronto International Film Festival y del Producers Guild Award a la mejor producción del año, podría convertirse sin duda en el caballo negro durante la noche de entrega de los Oscars, con grandes actuaciones y un sólido guión se ganó su lugar y no me sorprendería que diera pelea. Green book es una obligada en esta época del año.

Crítica de 'Green Book'
Lo Bueno
  • Guión
  • Actuaciones
  • Soundtrack
Lo Malo
  • Alguno dirán que no tiene chiste (siento pena por ellos)
8.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
5.3