Dentro del mundo del cine de horror, no existe, una festividad que más veces haya servido de inspiración para crear una película que Halloween. Existen muchos ejemplos, pero únicamente existe una cinta que ostenta el  nombre de la festividad en su título y esa es la creación de John Carpenter que fuera estrenada en 1978, la cual aterrorizó a su público con un asesino serial suelto e inauguró el cine Slasher. Esta cinta dio para 8 secuelas y un remake a cargo de Rob Zombie. Tanta sobreexplotación de su personaje le incomodaba al director original así que decidió regresar como productor ejecutivo y asesor creativo para ofrecerles un digno final 40 años después de la original.

En esta cinta, el pueblo de Haddonfield, vuelve a ser asediado por el multi asesino, Michael Myers quien durante su traslado de cárcel en la noche de Halloween, vuelve a liberarse y va en busca de Laurie Stroode, la cual ha vivido con el trauma de volver a encontrarse con el psicópata, por lo que se ha preparado, tanto a ella como a su familia, para enfrentarlo y ponerle punto final a lo que dejaron inconcluso hace 40 años.

De entrada debemos decirles que estamos ante un festival de horror clásico, la cinta dirigida por David Gordon Green, se nota que tomo muy enserio la asesoría de Carpenter para realizar esta cinta, la cual continúa con la atmósfera setentera que se le había dotado a la cinta en su época. Cuenta con varios homenajes y guiños a cintas previas, situación que a los fanáticos les agradara desde el principio, incluso tiene una referencia al remake de Rob Zombie.

El problema con esta nueva entrega radica en su guión, el cual llega al igual que la cinta, demasiado tarde, 40 años muy tarde. Si, esta fuera la secuela directa de la cinta original y con este guión se hubiera estrenado en 1981 o algo así, estoy seguro que la cinta hubiera sido un éxito redondo, pero ahora se siente fuera de lugar y falto de innovación, incluso el pequeño twist que quisieron darle se siente forzado e inverosímil. La actuación de Jamie Lee Curtis quien regresa para retomar su rol de Laurie, está muy bien, lamentablemente no el camino que tomó el personaje, el cual se siente como una especie de Sarah Connor, lo cual también hace que la cinta no sea tomada tan en serio. Cuesta mucho creer que algunos de los pecados de la cinta original que se pasan por alto gracias a lo innovadora que fue en su época, están presentes nuevamente, como las muertes graciosas o algunos sucesos que no se explican, solo se dan por entendidos. Dentro del argumento se incluyeron dos personajes claves nuevos, la hija de Laurie y su nieta, personajes que te ayudarán a consumir tiempo de la película porque su desarrollo es muy pobre, tanto que incluso el personaje de la nieta de Laurie se siente  forzado y aunque al final quisieron redimirlos estos no terminan por encajar del todo.

Si bien Halloween es un producto que busca vender nostalgia a su sólida base de fanáticos pero no ofrecerles nada más. Al final es un producto entretenido y que apenas se encuentra por encima de las secuelas que tuvo la original. No lo tomes a mal, te recomiendo que la veas, pero únicamente si eres un verdadero fanático de las películas de Michael Myers, porque sí eres uno de esos fanáticos de horror que busca solamente, nuevas y sangrientas experiencias, Halloween, no es una opción viable para ti.

Crítica de Halloween
Lo Bueno
  • Nostalgia
  • Atmosfera
Lo Malo
  • Guión
  • Desarrollo de Personajes
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0