El cine mexicano ha encontrado un nuevo modelo de negocio, realizar adaptaciones de películas exitosas en el extranjero, como sucedió con No manches Frida, 3 Idiotas, Tuya, Mía, Te la Apuesto y ahora, Hasta que la boda nos separe, mexicanizando el éxito ruso Gorko! Esta producción es dirigida por Santiago Limón, siendo esta su opera prima, con actores como Diana Bovio, Gustavo Egelhaaf, Héctor Holten, Claudette Maillé, entre otros. Una boda es sin duda para muchas parejas una fecha muy especial y debe ser perfecta, esta es la premisa de la que parte esta película que a modo de video de boda y mockumentary, nos cuentan una historia que te entretendrá, sí, leíste bien, te mantendrá entretenido de principio a fin.

Hasta que la boda nos separe nos dejara entrar en la preparación de la boda de María y Daniel, lo cual no sería un tema porque ser relevante, de no ser por las diferentes extracciones sociales de las que provienen, María una niña fresa, ex-gorda, hija adoptiva de un Padre dedicado a la política y una madre que presume haber sido modelos, mientras que Daniel, hijo de un humilde lanchero, con una madre encargada de casa y dos hermanos, un Chairo y un Ex presidiario. El choque de estas dos formas de sobre llevar la vida no es el problema, sino como los novios ven sus deseos de una boda ideal convertidos en pesadillas.

Sin duda el mayor acierto de esta producción es su transparencia, en ningún momento te engañan, desde el avance, sabes que si decides darle una oportunidad, estarás presenciando un puñado de ocurrencias, situaciones forzadas y rebuscadas, malos diálogos y las peores decisiones. Como ya lo había mencionado, los actores, lo hacen de maravilla, en todo momento, personajes con conflictos propios internos y que no han solucionado como pareja y que conforme avanza la película veremos la maduración de esta relación. Algo que se mantiene fielmente de su material original.

La parte de verdad entretenida es ver las ocurrencias de las dos familias sobre la realización del evento y es ahí donde sale a relucir el ingenio mexicano, tropicalizando cada una de las situaciones de una forma muy graciosa y absurda, situación que repito harán de esta cinta un producto entretenido. Lamentablemente esto es lo único que podemos rescatar de un filme, que casi es un plagio, que a pesar de ser muy graciosa a momentos, es bochornosa en la mayoría de los casos.

Hasta que la boda nos separe parece mas un ejercicio cinematográfico escolar que una producción hecha y derecha, sí, puede que le vaya mejor que producciones como Tuya, Mía, Te la Presto y otros títulos mexicanos que puedan andar deambulando por las marquesinas de los cines en México.

Crítica de "Hasta que la boda nos separe"
Lo Bueno
  • Algunas situaciones
  • la frescura de la pareja protagonistas
Lo Malo
  • Guión plagiado
  • Adal Ramones
5Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
4.0