Clint Eastwood es un hombre de 89 años con 40 películas como director, 45 como productor y 72 como actor, sin duda por algo es una leyenda del cine norteamericano. Y qué mejor forma de cerrar una gran prolífica carrera que realizando por última vez todos estos papeles en una producción, The Mule o La Mula, es esa película. Y para realizarla se basó en la historia de Leo Sharp un veterano de la Segunda Guerra Mundial, quien a sus 80 años se convirtió en la mejor mula que tuviera el Cartel de Sinaloa, toda esta información expuesta en el New York Times en un artículo escrito por Sam Dolnick.

Claramente para fines argumentales muchos de los hechos fueron cambiados, por lo que The Mule se centra en la historia de Earl Stone, un hombre de 90 años, veterano de la guerra de Corea, quien solo vive para trabajar aunque esto signifique dejar de lado a su familia. Situación que terminará pasándole factura una vez que los mejores años de su negocio y su vida hayan pasado. Ahora viejo, en bancarrota y sin familia, no le quedará más recursos que ganar dinero fácil y buscar rehacer su vida, sin tener la más mínima idea, en un principio, de en que se está metiendo.

Para poder llevar a cabo esta película, Clint Eastwood contó con un elenco de actores que ya han estado bajo sus órdenes. Bradley Cooper, Michael Peña, su hija Alison Eastwood, Andy Garcia, Taissa Farmiga, Lawrence Fishburne, entre otros más. El problema es que con un elenco tan completo, Clint, no logra dar su mejor nota para una película que se vislumbraba como el cierre dramático de su carrera. Las actuaciones son lo suficientemente buenas para convencernos y mantenernos inmersos en la trama, podremos ver a un Clint Eastwood, lastimado, que se le notan ya los años encima, pero que sigue sin perder ese carisma de viejo cascarrabias pero de buen corazón. Bradley Cooper no es exigido en esta ocasión, su personaje simplemente cumple con el papel de ir agotando el oxígeno para le protagonista e incluso, el momento en el que por fin se ven las caras, más que un momento tenso, es muy gris. Y es que durante la película el personajes encontrara de varias maneras la redención, justo el momento para hacerlo de una manera poderosa, con un gran diálogo y explotando los dotes actorales crearnos un nudo en la garganta y lamentablemente, nos quedaremos esperando.

El principal problema de la película se encuentra en su guión, el cual contiene huecos, sobre todo el de su jefe latino, arco argumental que tiene un buen inicio y desaparece sin razón aparente. Otro punto que se nota es el tono de humor que le quisieron imprimir, con algunas líneas desafortunadas ensalzando su bien conocido pensamiento conservador el cual termina restándole seriedad a algunas secuencias. Afortunadamente Eastwood tiene toda la experiencia del mundo para hacer que estos altibajos funcionen dentro de la pantalla, realmente es una cinta entretenida, lenta y predecible, pero entretenida.

The Mule, no es la mejor manera en la que pudo cerrar su carrera, muchos creemos que su último gran filme fue Million Dollar Baby y a partir de ahí su carrera como director inició un lento declive, pero a pesar de que sus últimas películas no alcanzaron el nivel de otros de sus trabajos, tampoco es mentira que nos regalos cintas muy entretenidas como American Sniper, Gran Torino, Cartas de Iwo Jima y Sully. En fin, si eres fanático o respetas el trabajo de este director y actor icónico del cine de los Estados Unidos, no puedes perderte su película.

Crítica de ‘La Mula’
Lo Bueno
  • Ver a Clint Por última vez
  • Actuaciones
Lo Malo
  • Guión
  • Algunas escenas no tienen la fuerza necesaria
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0