Este es un re-post de nuestra nota original publicada durante el FICM 2016.

Hablar de Amat Escalante es hablar de uno de los cineastas mexicanos más prometedores de la última década, pero también resulta ser uno de los más difíciles de comentar debido a su estilo y filmografía ya que mientras muchos le aplauden su oscura visión de nuestro México actual, otros demeritan su labor al llamarle un cineasta con pobre visión que disfruta de usar violencia explícita e innecesaria en cada proyecto dirigido por él. Lo que es cierto es que su trabajo no deja indiferente a nadie y esto es en gran medida a que es un director bastante eficaz a la hora de narrar historias.

El trabajo más reciente de este director es La Región Salvaje, un filme muy diferente a lo que nos tenía acostumbrados ya que incursiona al género de horror, mezclando elementos de ciencia ficción y realismo social en donde el machismo, la homofobia y la violencia de género se entremezclan en esta sugerente historia que gravita alrededor de una serie de personajes que son prisioneros de su propia existencia y entorno social. Es por eso que cuando una misteriosa mujer les ofrece la oportunidad de liberar sus inhibiciones a través del placer sexual se sienten atraídos de forma inmediata; aún cuando este placer sea obtenido a través de una misteriosa criatura que habita en el corazón del bosque más cercano, en la oscuridad de una cabaña prácticamente abandonada.

Aquí iniciará una especie de triángulo amoroso entre dos de sus protagonistas, Verónica y Alejandra, además de esta criatura de la que poco se sabe más allá de que es capaz de dar placer a aquellos con los que interactúa, pero que conforme pasa el tiempo se va cansando de estos individuos y como respuesta les puede provocar dolor en vez de placer o incluso la muerte. A su vez, también se verán involucrados el esposo y hermano de Alejandra, Ángel y Fabián. Esto creará un estado de liberación mental y sexual en estos personajes que se han visto reprimidos por la sociedad en la que habitan, donde son víctimas de discriminación por su orientación sexual o por sufrir de violencia doméstica. Poco a poco se desatará la verdadera naturaleza de estos hombres y mujeres, ya que recurrirán a sus instintos más bajos y oscuros, viéndose consumidos por sus propios deseos haciendo gala de imágenes tan crudas como reales.

La Región Salvaje resulta ser la película más arriesgada de Amat Escalante, pero a su vez es la más difícil de digerir y procesar dentro de su filmografía. Esto debido a la ambigüedad con la que navega entre distintos géneros sin definirse por uno en específico; sumemos a eso su fallida recta final en donde las motivaciones de sus protagonistas pierden fuerza gracias a un desenlace tan abrupto como mal planeado y que seguramente dejará insatisfechos a muchos a pesar de los destellos de genialidad que se ven presentes en algunos lapsos del filme y a la originalidad de su premisa.

Crítica de "La Región Salvaje"
Positivo
  • Premisa interesante
  • Buen diseño sonoro y musicalización
  • Diseño del ente
Negativo
  • Algunas actuaciones dejan mucho que desear
  • Pobre desarrollo de guión
  • Conclusión insatisfactoria
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
7.3