Lady Macbeth es una película de esas que pasan desapercibido y que la gente podría no darle una oportunidad lamentablemente, por que no sabe de lo que se están perdiendo con la película dirigida por William Oldroyd y escrita por Nikolai Leskov y Alice Birch. Basada en la novela del escritor ruso Nicolái Leskov, quien a su vez toma como inspiración la novela de William Shakespeare. Esta versión cinematográfica cuenta con las actuaciones de Florence Pugh, Cosmo Jarvis, Paul Hilton, Naomi Ackie, Christopher Fairbank y Golda Rosheuvel.

Esta cinta esta centrada en el Siglo XIX en la Inglaterra rural, donde, Katherine, una jovencita, ha sido vendida para ser desposada por Lord Alexander, el cual de acuerdo a sus enseñanzas es frío y distante con ella. Katherine además debe vivir encerrada bajo los muros de su casa donde  no se le permite, ni siquiera abrir las ventanas. Por otro lado su relación con su suegro es muy pesada, pues este no pierde oportunidad de hacerle ver sus errores y cuestionar sus decisiones. Cierto día, Lord Alexander y su padre, salen a atender sus menesteres, dejando sola a Katherine, esta libertad la llevara a salir de casa y terminar enamorándose de Sebastián uno de los integrantes de su servidumbre.

Lady Macbeth es una película muy interesante, al principio parecerá repetitiva y aburrida, pero a partir de ciertos eventos la historia comienza a subir en intensidad que te mantiene intrigado por ver como se resolverán las situaciones dentro de la historia. Su fotografía esta muy bien cuidada siendo otro de los puntos a favor en esta producción, a pesar de que cuenta con pocas locaciones, nunca sobreexplotan los pocos que se utilizan y siempre parece que estamos viendo una pintura realista, que con apoyo de la dirección de arte y vestuarios, ayudan a resaltar cada una de las escenas.

Otro de los grandes aciertos de esta cinta es la ausencia de sonido resaltando los sentimientos de la Katherine y que con los encuadres tan cerrados, logran transmitir la situación asfixiante que sufre la protagonista. Lamentablemente las actuaciones son las que quedan a deber, Florence Pugh hace un papel muy aceptable, creando una jovencita indefensa y curiosa, que poco a poco va cambiando hacia una fría y calculadora amante que estará dispuesta a lo que sea con tal de continuar con el amor de su hombre. Pero fuera de Florence, las actuaciones de las demás personajes son muy flojas, el de la mucama y el celador. Siendo estos dos personajes de una importancia sobre saliente para la historia, no logran transmitir el sentido de pena, urgencia y estrés bajo el que son sometidos ambos personajes.

Resulta también un poco curioso que la duración de la cinta sea apenas de una hora y veinte minutos, situación que te deja con la sensación de que pudieron haber desarrollado un poco más el argumento.

Lady Macbeth es una cinta diferente a lo que tenemos en estos días en cartelera, sin duda una opción interesante y que si te agrada el llamado cine de arte, debes darle una oportunidad.

Crítica de Lady Macbeth
Lo Bueno
  • Historia
  • Arte
Lo Malo
  • Algunas Actuaciones
  • Duración
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0