Han pasado 17 años desde que apareció por primera vez Ocean’s Eleven, una película escrita por Ted Griffin y dirigida por Steven Soderbergh en donde un grupo de criminales planea y ejecuta un gran robo a uno de los casinos más grandes de Las Vegas. Su éxito fue tan grande que generó dos secuelas más para lograr consolidarse como una de las mejores trilogías dentro de su estilo; sin embargo, ahora con la nueva ola de discurso de igualdad e inclusión dentro de Hollywood, era evidente que una nueva versión sobre éstas historias no se haría esperar. Eso sí, con un elenco femenino por supuesto.

En esta película seguiremos los pasos de Debbie Ocean (Sandra Bullock) hermana de Danny Ocean (George Clooney), protagonista de la trilogía original. Aquí, tras salir de prisión emprenderá la búsqueda del equipo perfecto de mujeres que le ayudarán a llevar a cabo un ingenioso robo. Para comenzar, recluta a su amiga y compañera Lou (Cate Blanchett), a la diseñadora Rose (Helena Bonham Carter), a la valuadora de diamantes Amita (Mindy Kaling), a la hacker Bola 9 (Rihanna), a la intrépida Constance (Awkwafina) y finalmente a la ama de casa y madre Tammy (Sarah Paulson). El plan es robar el costoso collar Cartier que portará la bella y talentosa actriz Daphne Kluger (Anne Hathaway) en el Met Gala de éste año, pero ¿lograrán cumplir con su cometido?

Con un elenco femenino tan diverso uno se preguntaba si Steven Soderbergh también se encargaría de ésta cinta y aunque funge como productor de la misma, en esta ocasión la dirección cae en manos de Gary Ross a quien tal vez recuerden por su labor en The Hunger Games. Con la finalidad de hacer más afin la historia para un público femenino, se cambian los casinos por joyas y eventos de moda. Es una película sin muchas pretensiones más allá de intentar entretener y hacer pasar un buen rato a la audiencia donde se trata que cada una de las protagonistas tenga su momento para brillar. Pero quienes sobresalen en particular son la siempre elegante Cate Blanchett, la simpática Awkwafina, el ingenio de Rihanna y Anne Hathaway debido a la personalidad que logra imprimir a su personaje.

Pero como era de esperarse, a pesar de sus buenos momentos y sus ingeniosos giros de tuerca, la cinta nos pretende plantear un dilema moral que quizá no termine por funcionar del todo y que se siente como algo completamente ajeno a la historia y estilo de la película. ¿De verdad robar puede ser tan cool como se pinta en las películas? Otro punto a mencionar es que si bien se hace uso de un elenco femenino para sostener la película, me causa mucha curiosidad el porqué un grupo de mujeres tan brillantes se verían envueltas en un plan tan cliché para su género. ¿Acaso las mujeres solo querrían robar joyas o estar rodeadas de artículos de moda? ¿Tan superficial sigue siendo la visión sobre la mujer en Hollywood? Aclaro que no digo que esto sea así, pero ésta duda surgió conforme iban avanzando los minutos del largometraje.

Sin muchas exigencias este filme no es mas que un vehículo para mostrar la “espectacularidad” de un robo y el ingenio de cada personaje en donde por momentos, las actrices principales llegan a ser opacadas por los personajes secundarios. Es muy entretenida pero no logra aportar nada más allá de eso. Eso sí, mención aparte a uno que otro guiño para los fans de la trilogía original.

Crítica de "Ocean's 8: Las Estafadoras"
Positivo
  • El cast
  • Las vueltas de tuerca
Negativo
  • El Final
  • Estereotipos sobre la mujer
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0