Para entender esta película primero debemos contextualizar, Tomb Raider esta basado en un popular videojuego que vio la luz en 1996, siendo un gran éxito de ventas y crítica en su tiempo, situación que le aseguro una serie de secuelas durante dos décadas, su influencia era tal que en 2001, se lanzó una producción cinematográfica basada en ellos, protagonizadas por Angelina Jolie, las cuales a pesar de cosechar buenos números en taquilla fueron destrozadas por la crítica y con justa razón. A partir de ahí la serie se fue en declive, por lo que el personaje desapareció de todo escaparate.Hasta el 2013, el videojuego fue replanteado y lanzado, logrando que la popularidad en la franquicia reviviera y con ella, los planes para una nueva película basada en esta nueva historia.

Tomb Raider es la historia de Lara Croft una huérfana, heredera de una gran fortuna, la cual se niega a aceptar, prefiriendo vivir al día bajo sus propios recursos, hasta que un día su pasado regresara en busca de ella. Tras investigar un poco, logra descubrir la última ubicación de su padre, en una antigua y perdida isla Japonesa, la cual según las leyendas encierra una catástrofe. Lara toma lo poco que le queda y se embarca en la búsqueda de su padre y del misterio que el perseguía, pronto se descubrirá que no es la única que esta tras el trabajo de su padre, colocándola en una peligrosa situación.

Desde sus inicios Tomb Raider se ha vendido como la nueva Indiana Jones, una experiencia de aventura, acción y arqueología; lamentablemente esta frase describe exactamente todo lo que no es. Tomb Raider es dirigida por Roar Uthaug es carente de emoción y de aventura, cuenta con un par de escenas interesantes pero no pasa de ahí. La historia tiene un buen inicio, que te va atrapando, pero justo cuando la cinta debería ser una explosión de adrenalina, se vuelve aburrida, predecible y sobre todo inverosímil, claro queda que al ser basada en un videojuego no sería 100% coherente, pero pudieron esforzarse un poco más en los eventos que suceden en la isla para darle mayor realce a la trama.

La actuación de Alicia Vikander como Lara Croft es excelente, mucho más creíble que la de su antecesora, dejando ver a una Lara mucho más vulnerable sin restarle su dosis de valentía, los demás actores, Dominic West cumple como Lord Richard Croft, mientras que Walton Goggins interpreta al villano cliché Mathias Vogel, quien tiene un desarrollo muy vago y que terminan quedando como un bufón más que como un verdadero antagonista.

Tomb Raider es entretenida, pero nada más, si bien no es la peor propuesta en cartelera, es una cinta que te recomiendo le des una oportunidad bajo reservas.

Crítica de Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft
Lo Bueno
  • No es un resultado catastrófico para estar basada en un videojuego
Lo Malo
  • Guión
  • Dirección
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0