Martin McDonagh es un versátil director y un inteligente escritor, su primera cinta, In Bruges, es considerada como de culto, gracias a sus divertidos diálogos, intempestivos giros y sus personajes bien definidos, tal ves le falto promoción para alcanzar un mejor resultado en taquilla, la segunda película de este director, Seven Psycopaths, lamentablemente no tuvo tampoco un gran recibimiento. Pero esta vez con Three Billboards Outside Ebbing, Missouri estamos ante su obra más completa y que ha hecho que tanto el público como la crítica este a sus pies.

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri o como se le titula en México, Tres anuncios por un crimen se centra en  Mildred Hayes, interpretada por Frances McDormand, quien tiene que enfrentar la muerte y violación de su hija adolescente. Ante la ineficiencia de las autoridades locales representadas por el oficial Dixon (Sam Rockwell) y Willoughby (Woody Harrelson) decide manifestarse para obtener resultados inmediatos, pero la situación terminara saliendose de control, lo cual le lleva a tener consecuencias insospechadas en el pequeño pueblo de Ebbing, Missouri.

Algo que ha caracterizado a Martin McDonagh es que es un excelente escritor, capaz de manejar un humor negro ácido de una manera muy sutil, que nunca se siente forzado y que prefiere que las mismas situaciones, lo más bizarras posibles, sean las que hablen por si solas, además de personajes bien desarrollados con motivos perfectamente definidos y que durante la trama evolucionan de una manera hermosa y que te dejara reflexionando sobre el rencor y lo que provoca cuando es mal encausado. Lamentablemente rumbo al final de la cinta, el ritmo baja y el director no vuelve a retomar el nivel, se siente un final un poco falto de fuerza pero que te deja espacio para la reflexión e interpretación.

Su casting es preciso, no podría imaginar a nadie más interpretando a estos personajes, gran parte del éxito de esta cinta recae en las excelentes actuaciones de ensamble, sobresaliendo Frances McDormand y Sam Rockwell. La primera hace una interpretación incómoda que te comparte su dolor e impotencia en una situación que la sobrepasa, donde claramente nadie comprende su dolor a pesar de querer ser empáticos con ella. En el caso de Sam Rockwell con el oficial Dixon, es un ser despreciable e ignorante, su estupidez es molesta, su insensibilidad y acciones te hacen odiarlo de inmediato y su evolución en la cinta es controvertida y escandalosa, nunca desapercibida, para algunos parecerá una jugada sacada de la manga, para otros que no tuvo motivo, pero para otros más será epifánica. También de  resaltar es el personaje de Woody Harrelson, el jefe de la policía local, Willoughby, quien en un principio es presentado como si fuera una pieza negativa y clave dentro de la trama, pero todo lo contrario es sí acaso el personaje más inteligente y que terminara detonando las situaciones más emotivas de la cinta.

Three billboards Outside Ebbing, Missouri es una película que triunfó en la mayoría de los festivales donde se presentó y ya ha obtenidos galardones a lo largo de toda la temporada de premiaciones, siendo considerada junto con The Shape of Water como las grandes contendientes a Mejor Película en los Oscar.

Sin duda no te puedes perder esta película, estoy seguro que no saldrás indiferente de la sala de cine, ya sea por la historia o las actuaciones.

Crítica de "Tres Anuncios por un Crimen"
Positivo
  • Guión
  • Actuaciones
Negativo
  • El final
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0