Una de las películas más esperadas en esta trigésima edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, era sin lugar a dudas la Ópera Prima de Gabriel Ripstein, la cual se titula 600 Millas. Esta película es protagonizada por Kristyan Ferrer y el actor norteamericano Tim Roth.

Este filme ganó el premio a la mejor Ópera Prima en la edición más reciente de la Berlinale, lo cual elevaba las expectativas para la audiencia mexicana, ya que siempre es un placer saber que existe el talento nacional y mejor aún, que pueda ser reconocido en el extranjero en festivales tan importantes como el antes mencionado.

La trama es muy sencilla, esta gira en torno a Arnulfo, un traficante de armas amateur (Kristyan Ferrer) quien tiene una asociación con Carson (Harrison Thomas), un joven norteamericano que utiliza su identidad para poder adquirir armas legalmente, y de esta forma Arnulfo las lleva de vuelta a México. Todo esto sucede mientras un agente de la ATF llamado Hank Harris (Tim Roth) está detrás de ellos y cuando este hombre pretende llevar a cabo el arresto de estos dos jóvenes, algo sale mal y termina secuestrado.

Ahora, si bien la historia no suena a algo muy elaborado, cabe destacar que el trabajo como director de Gabriel Ripstein es muy bien elaborado, pues hace un gran uso y manejo de los actores a su disposición; llevándolos a sus límites actorales y exprimiendo una gran carga dramática en cada encuadre que se presenta a lo largo del filme. Cabe destacar el gran trabajo de la fotografía y el montaje del filme, pues ayudan a crear una atmósfera totalmente realista y lo más importante, tensa. El suspenso se siente a lo largo de todo el metraje de una manera muy sutil, pero siempre presente, como si algo irreparable estuviera a punto de suceder.

Las actuaciones de Kristyan Ferrer Tim Roth son lo mejor de la película, pero los actores con roles secundarios no se quedan atrás, sin importar lo pequeño que pudieran parecer sus papeles. Los casos más notorios son los de Noé Hernández Mónica del Carmen, como el tío y la madre del protagonista respectivamente; su aportación a la trama es vital y define con total claridad el porqué de ciertas acciones de Arnulfo.

Desafortunadamente hay ciertos aspectos que afectan a la película, principalmente que tal vez se pueda sentir pesada para cierto público que no esté acostumbrado, además de que no existe una banda sonora como tal, pues incluso el director menciona que esto fue hecho a propósito para dar más realismo a la historia; además, se llega a volver predecible en algunas partes.

Esta película parece ser la secuela espiritual de Heli, filme dirigido por Amat Escalante pues posee muchas similitudes con la forma en que ambas están realizadas; cada una destaca en muchos aspectos similares y a su vez diferentes. 600 Millas es una película que no se pueden perder cuando sea estrenada de forma comercial, ya que es un drama inusual, tenso y poderosamente efectivo.

FICG 2015: Review de "600 Millas"
Lo Mejor
  • El duelo actoral entre Kristyan Ferrer y Tim Roth
  • El Montaje
Lo Peor
  • Se vuelve un poco predecible
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
7.5