En el año 2009 tuvimos oportunidad de ver The Secret of Kells, una magnífica película animada producida por Francia, Bélgica e Irlanda, bajo la dirección de Tomm Moore, y que incluso logro la nominación a mejor filme animado en los premios Oscar del año 2010. Por esa razón, cuando supimos que la película más reciente del mismo director, Song of the Sea, estaría en Festival Internacional de Cine en Guadalajara, sabíamos que no podíamos dejar pasar la oportunidad de verla.

La historia esta basada en uno de las leyendas célticas acerca de los “selkie”, seres mitológicos que según se cuenta, son humanos en tierra y en el mar se convierten en focas. Los principales protagonistas son Ben Saoirse, unos pequeños hermanos que viven prácticamente aislados del mundo como lo conocemos, en compañía de su padre Conor. Por azares del destino, la pequeña Saoirse descubre que es descendiente de una “selkie”, y que además tiene una importante misión que cumplir, la cual no podrá llevar a cabo sin la ayuda de su hermano mayor.

Como podrán darse cuenta, esta película animada se enfoca a los valores de familia, el lazo que existe entre hermanos y la importancia del mismo; además de narrar una historia llena de fantasía y momentos muy trágicos por igual. El poder de esta historia es fascinante no solo para niños, sino para adultos por igual.

La calidad de la animación del filme es fantástico, muy similar a lo que se vio en The Secret of Kells, pero con un estilo visual diferente, lleno de una gran paleta de colores y efectos que realmente te harán sentir dentro de una historia sumamente noble, que bien merecida tuvo su nominación al Oscar como mejor largometraje animado este año, y que tal vez lo merecía más que Big Hero 6.

Otro aspecto que luce demasiado es el score musical, el cual está a cargo de un gran compositor veterano, el francés Bruno Coulais, quien entrega una gran variedad de temas, llenos de gran nostalgia y una emotividad equiparable a las mejores bandas sonoras de Alexandre Desplat.

Las actuaciones de voz son otro factor que funciona en beneficio de la historia que vemos en pantalla, el trabajo de Brendan GleesonFionnula Flanagan Lisa Hannigan es brillante, pues tan solo estos tres actores interpretan a siete personajes en total. Tampoco se quedan atrás David Rawle Lucy O’Connell como Ben Saoirse respectivamente.

Song of the Sea es una obra de arte por donde se le vea, si bien no ahonda en algunos puntos de su historia, creando algunos huecos, es innegable la calidad de su historia y lo emotiva que resulta ser, tanto para el espectador promedio como para los más exigentes. No cabe duda que el director Tomm Moore es un gran narrador, cuyo talento podría ser equiparado con el de Hayao Miyazaki, ambos muy diferentes en cuestión de temáticas y estilo, pero con una gran facilidad para contar historias complejas que dejarán su huella en ti después de haber visto su trabajo.

FICG 2015: Review de "Song of the Sea"
Lo Mejor
  • La animación
  • La música
Lo Peor
  • Algunos puntos de la trama no quedan del todo claros
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
9.8
  • Pamela Torres De Luna

    En peor pondría que tiene algunas incongruencias… aunque en general la amé. Es como un cuadro hecho película…