Hungry Hearts, es una película dirigida por Saverio Constanzo, la cual se proyecto en el 71 Festival Internacional de Cine de Venecia, obteniendo dos premios: La Colpa Volpi, para su actores principales, a Mejor Actriz para la sensacional estrella italiana, Alba Rohrwacher y el estadounidense Adam Driver.

La película narra la relación de una pareja neoyorkina, Mina y Jude, que tras un encuentro fortuito en un restaurante chino de esa ciudad, empiezan a construir su vida juntos. Debida a una circunstancia tras el nacimiento de su hijo, sus lazos empezaran a quebrarse y pondrán a prueba su relación.

El filme presenta varios puntos rescatables, que se ven desmoronados, tras el poco creíble desenlace; primero hay que mencionar que las actuaciones de sus portagonistas son excelentes, dando vida a personajes desesperados por resolver el problema que han presentado y persistir en sus ideas ante la situación a resolver.

En el aspecto técnico, la fotografía ayuda a recrear esos momentos de desesperación ofreciendo ángulos como si fuera de una cámara de video dentro del departamento de ellos, utilizando un lente fish eye que también ayuda a crear esta atmósfera. Además que da el ambiente de estar en otra época al ver que también pareciera ser filmado con celulosa en una cámara estilo súper 8. Pero pareciera que no sirve mucho al ver el clímax de la historia como los personajes han actuado de esa manera, o realmente es posible lo que sucedió. En eso falla Saverio y lo hace de una forma abrupta. Ya en el mero final, rescata lo que ya estaba desperdiciando.

Aunque sin dudas, no se puede negar, que la película se disfrutara, aunque te deje tenso, o te haga reír al inicio. Porque Saverio ha creado un thriller romántico, en el que no sabemos cómo puedes terminar cuando conoces a alguien.

FICG 2015: Review de "Hungry Hearts"
LO MEJOR
  • ATUACIONES DE LOS PROTAGONISTAS
  • USO DE DIFERENTES CÁMARAS
LO PEOR
  • DESENLACE
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0