Por Alejandra Cisneros

Ó… como le dicen en mi pueblo: “La del cartel que se me figura retiharto al de la Little Miss Sunshine

COMPARACIÓN INEVITABLE

Y miren que yo no fui ni la primera ni la última en decirlo. Mis amigos cineastas y cinéfilos se la piensan dos veces antes de decirlo, pero mi gente, mi raza purépecha, y amigos sin pelos en la lengua (que también saben de cine) me lo dicen seguido.

“Me gustó mucho Los Insólitos Peces Gato

¿Los qué? Ahhh La del cartel con el carro amarillo que se parece al de Little Miss Sunshine

Bueno… sí esa.

Yo no la he visto. Pero seguro que se trata de lo mismo pero mexican style  ¿o No?

No. Bueno, un poco. Depende de en qué sentido estén hablando. Jajajaja. Me refiero  a que no es una familia buscando que su hija gane un certamen de belleza (si nos ponemos superficiales).  Ahora que si profundizamos un poco, podemos encontrar coincidencias (que igual podemos encontrar en otras pelis, pero su cartel visualmente  nos lo impide) como que es una familia disfuncional, hay un viaje familiar, hay una muerte (oops), hay un encuentro y hay una resolución después de él.

VIVIR CON LA MUERTE A UN LADO

En palabras de la propia Claudia Sainte-Luce: “Yo conocí a ésta mujer cuando tenía 20 años. Y me marcó porque ella aprendía a vivir con la muerte a un lado cada día (…) Parte de ahí y de muchas invenciones mías”

Pocas películas me han dejado ver sin reparos el corazón el director. Ésta es una de ellas. Desde el inicio de la película hasta el final sabes que esta hablando de ella (de la directora) y que nos compartió una parte de su vida… ¡Y qué parte!

Claudia Sainte-Luce (Directora) nos cuenta a través de éste filme, un pasaje de su propia vida, y reencarna en  Ximena Ayala (protagonista) quien abiertamente nos deja ver que es una autista, antisocial que por causa de un malestar va a dar al hospital. Ahí conoce a Martha (Lisa Owen), quien (a fuerza de persistencia) la obliga a conocer a su familia, y lentamente le enseña a integrarse a su familia, a pertenecer a una, a querer a una.

LA PREGUNTA DEL MILLÓN

Se llama así porque uno de los personajes de la familia tenía una pecera con un “maneki neko”, gatito de la fortuna, (de esos que mueven la patita y toda la cosa) adentro. Y tenía la leyenda “Los Insólitos Peces Gato”. Ya. Tan-tán.

Seguramente tiene una connotación más profunda que eso. Pero no se comentó nada al respecto en la conferencia de prensa. Y hoy no estoy tan semiótica.

OTROS DATOS MÁS

Ganó el galardón a Mejor Ensamble  Femenino en la 22 edición del Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Biarritz al suroeste de Francia.

Ganó el premio Fipresci, del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF)

La actriz Wendy Guillén se interpreta a sí misma en la película.

FICM 11: Review de "Los insólitos peces gato"
Argumento8.5
Actuaciones9
Calidad Visual9.5
Calidad Sonora9
Entretenimiento9.5
9.1Excelente