Por Rafael Rosales

El primer día de exhibición de películas del festival internacional de Cine de Morelia en su onceava edición fue el marco en el que fue presentada la nueva película de Michael Rowe.

En su primera ocasión ya había presentado en el mismo festival, el filme Año bisiesto, en esta ocasión el director Australiano nos trae Manto Acuifero, filme escrito y dirigido por el mismo.

La película nos muestra la vida de una niña, Caro, la cual llega a vivir a una nueva casa después de que su mamá se juntara con otro hombre después de una complicada separación, a través de los ojos de Caro, vemos su relación con su madre y la nula relación con su padrastro y como poco es el interés de ellos por las actividades de la pequeña, quien huye del mundo y se pierde en su enorme jardín, mientras espera la oportunidad de saber algo de su padre biológico.

La historia es una visión muy personal de lo que vive un niño cuando se enfrenta al divorcio de sus padres, Michael Rowe quiso retratar la soledad que se vive en esa situación.

La fotografía cumple su función sin llegar a ser sobresaliente, e incluso a momentos, me da la sensación de estar viendo una novela.

Las actuaciones por otro lado no logran hacer que el espectador se sienta identificado con los personajes algo que provoca que la película caiga en una monotonía.

FICM 11: Review de "Manto Acuífero"
Una película que pudo ser mucho mejor, pero que desafortunadamente cae y confía en el ritmo lento, creando un filme muy aburrido para el espectador.
Argumento6
Actuaciones6
Calidad Visual6
Calidad Sonora6.5
Entretenimiento4.1
Lo bueno
  • Los momentos madre e hija
Lo malo
  • Las actuaciones mediocres
  • La fotografía
  • El ritmo lento
5.7Mala