Cuando llega la fecha de caducidad “natural” del cuerpo, la fuerza física y las enfermedades empiezan a cobranos facturas. El anciano y la vejez son un tema que generalmente tiende a manipularnos hacia la ternura como lo recalca Bernardo Arellano, director de “El origen del tiempo”, “Zoogocho”, “Entre la noche y el día”. En su nueva película recurre a los no actores, utilizando un argumento con este tema como base para un guión no realizado de una manera tradicional.

Toño, un anciano (Antonio Perez Carbajal) que posee valores muy marcados, un entusiasmo deslumbrante, pierde su pensión y se enfrenta a la impiedad de una sociedad donde la gente mayor es desvalorizada por gente más joven que ellos. Ante esta situación recurre a vender tamales junto con su esposa Bertha (Bertha Ramirez Misstilipiss), lo cual los lleva a reencontrarse con su nieto Paco (Bernardo Arellano), quien se queda a vivir con ellos. La historia se desarrolla en una generación que no está actualizada, las que valorizan el cuidado de sus pertenencias, omitiendo la inmediatez actual. El conflicto del protagonista se resuelve a medida que su nieto supera estos complejos y toma conciencia de su alrededor, pero sobre todo, de su propia familia.

La película cuenta con tintes dramáticos, sin pretensión de ser moralista, logrando crear y hacer conciencia sobre las actitudes que se toman hacia la vejez. La fotografía se convierte en una parte muy importante para la narrativa del dramatismo, entre caminos de arrugas, lentitud en los movimientos. Las actuaciones se hacen mucho más fieles gracias a la dirección de arte liderada por Carolina Espinosa.

el-origen-del-tiempo-fechas

FICM 2014 - Review de "El Origen del Tiempo"
Argumento5
Actuaciones8
Calidad Visual9
Calidad Sonora9
Entretenimiento7
Dirección7
7.5Regular
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0