David Robert Mitchell nos regala un película de horror y suspenso que resulta una bocanada de aire fresco para un espectador cansado de las formulas gastadas de hollywood.

A pesar de ser una cinta sin tanto presupuesto, que demuestra que un guión bien trabajado y que bien dirigido no necesita de tantos efectos especiales para de verdad tenerte con los nervios de punta en una película de horror.

La película nos pone en los pies de Jay (Maika Monroe) una chica de 19 años que tiene una vida normal, a su edad sale con chicos y se divierte con sus amigos, lamentablemente un día conoce a Hugh (Jake Weary), un chico con el que después de salir un par de veces terminad teniendo relaciones, lamentablemente esto es el inicio de una pesadilla que tendrá que vivir Jay, ya que al parecer de esta manera Hugh le paso una maldición que la atormentara hasta que ella la pase a alguien más.

El resto del elenco lo completan Keir GilChrist, Lili Sepe, Olivia Luccardi y Daniel Zovatto, quienes interpretaran a los amigos de Jay que le ayudaran a luchar contra este extraño ente.

Para empezar la película usa un guión bien trabajado para mantenerte en suspenso, no es como otras que te van liberando la verdad a gotas, en esta ocasión se sientan las bases y no mas, los personajes se enfrentaran a algo desconocido y que no saben como erradicar, lo cual te causa una verdadera sensación de tensión durante la hora y 45 minutos que dura la película, donde los chicos tendrán que idear manera de detener este mal.

Como toda buena película de horror echan mano de un par de trucos gastados pero que en verdad siguen funcionan, solo los muy exigentes se quejaran de estos elementos, por lo que no es de extrañarse que el sonido sea uno de los temas mejor trabajados en esta producción, adicional debemos destacar un score de  verdad perturbador que ayuda a crear un ambiente oscuro alrededor de la historia.

No me malinterpreten por como abrí esta reseña, la cinta es una producción norteamericana, solo que es atrevida en el sentido de no usar en exceso efectos especiales y toneladas de sangre para impactar al espectador, es por esto que no me resulta extraño que haya sido seleccionada para la selección oficial de la semana de la crítica en Cannes.

FICM 2014 - Review de "It Follows"
David Robert Mitchell nos regala un película de horror y suspenso que resulta una bocanada de aire fresco para un espectador cansado de las formulas gastadas de hollywood.
Actuación7
Argumento8
Calidad Sonora9
Calidad Visual8
Dirección9
Entretenimiento8
Lo Bueno
  • Historia fresca
  • Sonido terrorífico
8.2Buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0