Parece que es tema del festival presentarnos películas donde se toquen temas como las relaciones sentimentales, la decadencia social y sentimental que sufren los personajes en las películas; los niños que desde chicos carentes de pasión buscan refugio en drogas y/o experiencias criminales, sin nada que perder, con un único miedo: la responsabilidad.

El FICM nos presentó la no tan laureada en Cannes película de Gaspar Noé “Love”, una historia más de drogas, sexo y amor, donde Murphy interpretado por Karl Glusman, un chico estadounidense estudiante de cine se enamora de Electra (Aomi Muyock), el deseo parisino encarnando que muchos anhelan tener; bella, artista y extraordinariamente sexual. La relación entre ellos quiebra cuando otra ninfa aparece en pantalla, Omi, estelarizada por Klara Kristin chica con la que hacen un ménage à trois, seguido de éste encuentro Murphy la busca una vez mas a escondidas de Electra y queda embarazada. La historia es relatada a partir de los recuerdos de Murphy que se encuentra en una vida que no deseaba tener, es decir, unido en matrimonio y con un hijo, éste regusto agridulce lo aleja del amor de Electra y de sus vicios pasados, de alguna manera vive fuera de su animalidad entre el deseo de volver a ella y la imposibilidad de cumplirlo.

Love

Escenas de sexo sincero, iluminación como solo Gaspar Noé nos ha ofrecido, fiesta drogas y alcohol. La fotografía voyerista de Noé, los planos cerrados, iluminación direccionada, edición rítmica y actuaciones verdaderas se conjuntan para que cualquier adolescente tenga empatía con el filme, la correspondencia sentimental es burlada hacia el espectador por los parajes grotescos que Noé aventaba en 3D.

Sin mas Noé nos muestra la sexualidad y las relaciones sentimentales llevadas de la mano, sin embargo el protagonista es un clásico americano que quiere conocer la libertad sin ser parte de ella, la transgresión de la “regla” lo puso en juego del placer de la libertad pero también de la angustia de la culpa. Tiene conflictos con los estereotipos sociales-morales establecidos y sufre una desconfianza machista hacia Electra, mientras ella se revela en un intento de Betty Blue donde no sale de un cliché parisino. De alguna manera éste tema no está alejado de las palabras de Bataille, donde Murphy alcanza una tarea propiamente humana que busca el reencuentro sexual y en el camino cae en la melancolía del recuerdo.

FICM 2015: Review de "Love"
Lo Bueno
  • La Fotografía
  • Las Actuaciones
Lo Malo
  • Uso del 3D puede ser incómodo para muchos
8.5Muy Buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0