Después del gran éxito de “No“, el director chileno Pablo Larraín se embarcó en su siguiente proyecto, Neruda. Cinta basada en la persecución política de 1948 que sufrió Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda, el célebre poeta y senador comunista que ganó el premio Nobel de literatura en el año 1971.

Contrario a lo que muchos pudieran esperar de un filme enfocado a un personaje histórico, estamos ante una cinta de estructura sumamente compleja ya que no se recurre al enfoque tradicionalista de intentar contarnos una historia completamente lineal (algo a lo que las biopics nos han mal acostumbrado). En cambio, Pablo Larraín ahonda en la figura y las acciones de este hombre, más que en sus obras; lo cual le otorga una identidad muy especial a esta cinta al mostrarnos las múltiples facetas de un hombre que era poeta, mujeriego, político, burgués y romántico empedernido a la vez, e incluso mostrando sus vicios y perversiones. Haciendo uso de una eficaz edición y montaje que disfruta de manipular al espectador a través de extensos voice overs, cambio de locaciones y diálogos entre los protagonistas que aparecen en pantalla. Todo esto sazonado con elementos de film noir gracias a la inclusión de Gael García Bernal como el prefecto Óscar Peluchonneau, un detective (completamente ficticio) al que se le encargó la captura de Pablo al acusársele de traición a la patria, después de que éste acusara al gobierno chileno de haber dado la espalda a los comunistas chilenos.

Neruda

Esto logra crear un gran contraste entre lo que se sabe de Pablo Neruda, y lo que probablemente pudo ser en su vida personal como ser humano. Donde se nos muestra el hedonismo y la egolatría que poseía al saberse como una persona extremadamente culta y de mundo. Esto gracias a la enorme y bien lograda dirección de Pablo Larraín quien logra extraer momentos exquisitos a cada secuencia, aún cuando existen momentos completamente surrealistas dentro de este largometraje.

Al final, a pesar de que Neruda no cuenta con un fin histórico como tal —algo recurrente en el género—, destaca por su calidad artística y cinematográfica, alejándose del convencionalismo de las biopics para ofrecernos una película única y con un gran corazón.

Neruda

FICM 2016: Review de "Neruda"
Positivo
  • Dirección
  • Fotografía
  • Actuaciones
Negativo
  • No es para todo público
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.5