Hace exactamente cuatro años, el director mexicano Alonso Ruizpalacios nos presentó Güeros, lo que fue su primer largometraje como director y el cual le otorgó mucha atención gracias a la gran calidad de la película. Dicho filme se convirtió de inmediato en un referente del cine mexicano contemporáneo y como era de esperarse, muchos nos preguntábamos qué es lo que iba a hacer a continuación. Fue así que llegó Museo, una cinta protagonizada nuevamente por Leonardo OrtizgrisIlse Salas, además de la inclusión de uno de los actores mexicanos más solicitados a nivel internacional en nuestra actualidad: Gael García Bernal.

Museo nos cuenta la historia de dos estudiantes de veterinaria (Leonardo y Gael) que en el año de 1985, planearon y llevaron a cabo el inesperado robo de más de 160 piezas históricas del Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México. Dicho acto inició una cacería nacional, donde se intentó aprehender a los responsables a la brevedad posible. Pero a pesar de narrarnos un evento histórico de nuestro país, la magia de este filme radica en la habilidad de Ruizpalacios para contárnosla de una manera ágil, con mucho ritmo, pero sobretodo, bajo su propio estilo. Está claro que quería contar su versión de los hechos, en lugar de plasmar en pantalla todo lo que ocurrió al pie de la letra.

A su vez, la labor que llevan a cabo los actores principales, Gael García Bernal Leonardo Ortizgris es de primer nivel, donde uno pensaría que un actor con menos experiencia en cine como Leonardo podría desaparecer bajo la sombra de alguien con el talento y fama de Gael. No podría haber estado más equivocado ya que ambos están al mismo nivel e incluso las escenas que comparten juntos son las que mejor funcionan en la película (con algunas excepciones claro está). Todo esto se ve reforzado gracias al trasfondo familiar de cada individuo, donde se logra crear un interés de nuestra parte, por el destino que pudiera sufrir cualquiera de estos personajes además de entender sus motivaciones.

El salto cualitativo que el director ha dado desde Güeros Museo es simplemente impresionante, y con esto no me refiero a que Güeros haya sido una mala película, porque no lo es. Pero es evidente que estamos ante un director que no solo sabe lo que hace, sino que también ama lo que hace. Cada encuadre que vemos; cada escena; cada canción que escuchamos; cada diálogo que sale de la boca de sus actores está perfectamente definido bajo su talentosa visión. Incluso, existen un par de momentos donde se atreve a romper con la “realidad” de su historia, mientras que a su vez, nos hace pequeños guiños a nosotros como espectadores, rompiendo así, la cuarta pared sin la necesidad de que un actor nos hable viendo directamente a la cámara.

Museo es una gran obra y seguramente tendrá un recorrido comercial muy exitoso durante su exhibición en salas de cine (o al menos debería ser así). Estoy seguro que muchos disfrutarán enormemente la labor de todas las personas que formaron parte de este proyecto para entregarnos un producto tan bien hecho, como entretenido.

FICM 2018: Crítica de ‘Museo’
Positivo
  • La dirección de Ruizpalacios
  • Las actuaciones de Gael y Leonardo
  • La narrativa utilizada para contarnos la historia
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0