Marcelo Tobar es un director nuevo y arriesgado con apenas dos películas en su filmografía, Dos mil metros sobre el nivel del mar y Asteroide, son ejemplos de películas muy personales. Pero que sucede cuando este osado director decide que puede hacer su siguiente película siendo filmada en su totalidad con un iPhone, bueno eso es Oso Polar.

Esta cinta podría ser una película mexicana más de no ser por su interesante estilo de producción que en palabras del director el considera Cine Guerrilla y créanme, el experimento funciona. Con una historia simple, que de inicio te centra en Heriberto (Humberto Bustos) quien se dirige a una reunión de generación de sus compañeros de primaria y para ello, decide pasar a recoger a dos de sus amigos de la infancia, Flor (Verónica Toussaint) y Trujillo (Cristian Magaloni). Durante el Road Trip en camino a la fiesta, traerán a flote viejos recuerdos que nuestro protagonista deseaba olvidar y que poco a poco irán desenterrando sus intenciones.

Oso Polar muestra un personal y muy interesante punto de vista sobre el daño que pueden provocar los humanos desde muy pequeños, el que tan crueles pueden llegar a ser lo niños y lo cuenta de una manera muy interesante, haciendo uso de la técnica de filmación que se eligió para la realización, sacándole provecho de una manera muy creativa y que funciona perfectamente. El principio de la película puede sentirse familiar, similar a otras cintas del estilo pero afortunadamente el director y también guionista logran darle los giros suficientes para distinguirla de resto. En momentos se llegan a encontrar situaciones que se sienten forzadas o sin coherencia dentro de la trama, pecado que le cuesta cierta formalidad al desarrollo de la trama.

En aspectos técnicos también es una cinta muy bien trabajada, tal vez la fotografía no es sobresaliente pero es suficiente para contarnos el relato del que estamos siendo testigos y tomando en cuenta su realización con un iPhone, la verdad se ve mucho mejor que otras películas. Un punto muy interesante es el Soundtrack el cual esta conformado por sonidos electrónicos que complementan perfecta con lo que lo que estamos presenciando y que te dejara alguna pista aferrada en la memoria.

Oso Polar es una producción mexicana muy interesante que de entrada es ya es una de las cartas fuertes en competencia Nacional dentro del XV Festival Internacional de Cine de Morelia. Sobre todo por su estilo de producción es una de esas joyitas que no puedes perderte este año.

FICM XV: Crítica de Oso Polar
Lo Bueno
  • Originalidad
  • Actuaciónes
  • Producción
Lo Malo
  • Ciertos Cliches del Cine Mexicano
  • Secuencias Forzadas
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
4.1