En el año 2006 se estrenó un documental que tomaría a muchos por sorpresa, Una Verdad Incómoda. El cual fue dirigido por Davis Guggenheim, donde se nos mostraba la campaña que emprendió el Ex-Vicepresidente de los Estados Unidos de América, Al Gore, tratando de concientizar y educar a la población norteamericana sobre los efectos del calentamiento global. Dicho trabajo fue muy bien recibido por la crítica y el público en general, convirtiéndolo no solo en un éxito en taquilla, sino que también ganó dos premios Oscar en las categorías de Mejor Documental y Mejor Canción Original. Esto chocaba con la idea de que muchos consideraron que el documental no era más que un mero acto publicitario para tratar de revivir una posible campaña política por parte de Al Gore, algo que siempre fue negado por dicho individuo. Lo que no se podía negar sobre dicho documental era la importancia del tema que trataba y amenaza que presentaba a futuro; hoy en día, once años después sigue siendo un tema vital, mientras que algunas de las predicciones que vimos en dicha película se han convertido en una realidad que nos afecta a todos.

Precisamente por eso es que Al Gore nos trae otro documental titulado An Inconvenient Sequel, una continuación a su trabajo anterior con el cual intentará nuevamente de obtener resultados positivos a nivel global, para que cada persona que lo vea trate de hacer de su hogar, su ciudad o su país un lugar distinto. Un lugar en el que la raza humana pueda vivir en óptimas condiciones en un futuro no muy lejano, en un futuro donde los hijos de nuestros hijos no tengan que lidiar con las consecuencias de nuestros actos, de nuesta avaricia y falta de conciencia para con el mundo en el que vivimos.

En esta secuela se ahonda en el hecho de que no se ha trabajado lo suficiente para tratar de detener el calentamiento global, aún cuando ya existen países y/o ciudades que han llevado a cabo una revolución energética al implementar (en mayor o menor medida) el uso de energía solar y eólica. A su vez, también se muestra la renuencia a reconocer el problema por parte de distintas organizaciones, ya sea a nivel político o económico, puesto que hay ciertos sectores que se verían sumamente afectados de forma económica si se implementase a nivel mundial el uso de energía renovable para sustituir el carbón o el petróleo. Incluso se hace un análisis a la relación que existe entre el calentamiento global y los desastres naturales más recientes, los cuales se han convertido en fuerzas de la naturaleza verdaderamente destructoras e impredecibles, siendo nosotros la principal causa de ello.

A pesar de la cantidad de datos que muestran el daño que estamos haciendo a nuestro planeta y el peligro que representa para nosotros y toda forma de vida de la Tierra, el mensaje que se trata de dar es uno de positividad, donde se nos dice que aún estamos a tiempo de reaccionar y tratar de cambiar nuestra forma de vida en beneficio de nuestra calidad de vida. El “problema” de este documental es que es un tema que ya fue presentado y explicado a través de su antecesora, con el mismo protagonista, lo cual puede ser interpretado como un mensaje redundante e innecesario, que no ofrece algo nuevo a nivel cinematográfico. ¿Pero será eso cierto o estamos ante un último llamado de atención? Un último llamado con el cual podríamos definir el futuro de nuestro planeta.

FICM XV: Review de Una Verdad Muy Incómoda (An Inconvenient Sequel)
Positivo
  • El mensaje
  • Los temas que abarca
Negativo
  • Puede ser redundante siendo que su antecesora presenta la misma temática
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0