El día de ayer se llevó a cabo la entrega número 87 de los premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de EUA, en donde Birdman, terminó llevándose cuatro premios, entre ellos Mejor Película y Director, siendo así el segundo año en donde un mexicano se lleva el máximo reconocimiento como realizador; además de que Emmanuel Lubezki se consolida como el mejor cinefotógrafo de la actualidad al llevarse el Oscar a Mejor Cinematografía por segundo año consecutivo, siendo que el pasado se llevo el premio a casa debido a su trabajo en Gravity.

Pero algo que destacó esta edición de los premios más «prestigiosos» del séptimo arte, fue que desde el inicio de la misma, el anfitrión Neil Patrick Harris, hizo una breve pero evidente broma referente a la ausencia de actores y directores afroamericanos nominados.

Además de contar con una pequeña parodia/homenaje para Birdman y Whiplash, dos de los filmes nominados a mejor película.

whiplash tempo

Posteriormente, uno de los momentos más importantes de la noche vino de la mano de la actriz Patricia Arquette, quien dio un discurso muy revelador sobre la falta de igualdad entre hombres y mujeres dentro de la industria de Hollywood, y de su nación.

Esto causó que incluso una leyenda viviente como Meryl Streep apoyara totalmente lo que estaba escuchando.

streep

Y si creían que el comentario de Neil Patrick Harris sobre el racismo había sido suficiente, se equivocaron ya que uno de los momentos más conmovedores de la noche vino de la mano de Common John Legend al ganar el Oscar a Mejor Canción Original por Glory, track que forma parte de la banda sonora de Selma.

Legend dijo: «Cuando pensamos en la igualdad, justicia y libertad, sabemos que tenemos mucho trabajo que hacer, y esperamos que nuestra canción sea una inspiración para que esa labor sea completada» Y Common añadió: «Siento que a quien mucho se le da, mucho se le pide a cambio. Siento que teniendo la oportunidad de estar en este escenario ¿cómo podríamos no decir algo, cuando representas a una película como Selma, y ser artistas a los que les importa?» Acto seguido ambos mencionaron que todos tenemos algo en común y que todos somos leyendas.

Algunos se desbordaron en lágrimas al final de ese discurso:

oyewo

pine

Pero el momento que de verdad hizo lagrimear a muchos, fue cuando el guionista Graham Moore subió al escenario al recibir el Oscar a Mejor Guión Adaptado por su labor en The Imitation Game, confesando que sintió mucha afinidad por el protagonista de esta historia, y que cuando tenía 16 años intentó suicidarse:

«Cuando tenía 16 años intenté suicidarme y ahora estoy aquí. Me gustaría que este momento fuera para ese joven que siente que no encaja en ninguna parte. Sí que encajas. Mantente raro. Mantente diferente, y cuando sea tu turno y estés de pie en este escenario, por favor pasa el mensaje».

moore

Pero ahora viene el momento final y más polémico de la noche, de la mano del actor Sean Penn, quien al intentar hacer una ¿broma?, muchos se sintieron ofendidos debido a la forma en que presentó el premio a mejor película para nuestro compatriota Alejandro González Iñárritu.