Lo que podríamos pensar que es el amor y lo que conlleva tener una relación hoy en día puede variar mucho debido a lo que se nos ha enseñado e inculcado desde pequeños a través de nuestra familia, pero también de influencias ajenas, ya sean libros, películas, amigos; todo esto se suma a la hora de analizar qué es lo que queremos obtener de otra persona cuando estamos enamorados de ésta y viceversa. Cada persona es un mundo, y muchos pensamos que los demás son simplemente estrellas que giran a nuestro alrededor sin detenernos a pensar, que esta gente piensa lo mismo de forma individual, cada quien es su propio planeta y el resto de nosotros somos sus estrellas.

Esto se complica mucho más cuando se llega al matrimonio, el máximo compromiso que pudiera existir entre dos personas que se aman sin importar la orientación sexual que tengan, ya que entran en juego muchos factores que a veces no se pueden controlar y de una forma u otra, estas relaciones siempre serán puestas a prueba. Muchas parejas no logran superar esas etapas y optan por la salida fácil, el divorcio, para simplemente repetir el mismo proceso nuevamente aunque se piense lo contrario; por eso cuando vemos a una pareja de ancianos aún juntos después de muchos años de matrimonio, sentimos empatía y anhelamos un futuro similar, pues es algo muy difícil de lograr en nuestra sociedad actual.

¿Pero qué pasaría si una relación de una pareja que lleva unida más de 40 años fuera puesta a prueba por una noticia inesperada? Eso es precisamente lo que nos narra 45 años, la nueva película del director Andrew Haigh y que es protagonizada por Charlotte Rampling Tom Courtenay, quienes retratan a una pareja, Geoff y Kate Mercer, que está a punto de celebrar su 45 aniversario, pero que justo una semana antes de la apuntada celebración, reciben una inesperada carta donde se le comunica a Geoff que el cuerpo de su primer amor fue encontrado en Suiza, quien sufrió un terrible accidente y su cuerpo estuvo perdido por más de 50 años.

45 Años

Kate sabía un poco de esta mujer y la forma en que estuvo involucrada con su ahora esposo, pero lo que no esperaba es que esta noticia tuviera tanto peso en su marido, pues poco a poco empieza a mostrar una actitud sumamente errática, demostrando que jamás pudo superar la pérdida de este ser querido del que no ha sabido en prácticamente medio siglo, además de revelar una serie de secretos desconocidos hasta ese momento para ella. Es entonces cuando empiezan a surgir las fisuras en su relación, fisuras que ninguno de los dos siquiera sabían que existían, pues sus vidas tenían una rutina llena de actividades anodinas perfectamente sincronizadas, y de esta forma la mentira de la solidez que tenía su matrimonio se empieza a derrumbar poco a poco, convirtiendo su idílico hogar en un vacío existencial en donde ambos están siendo separados por una barrera invisible a pesar de coexistir bajo el mismo techo, demostrando que a pesar de llevar toda una vida juntos —y sin hijos— están realmente solos, y siempre lo han estado.

El gran acierto de 45 Años proviene del grandioso casting que se llevó a cabo al contratar a Charlotte Rampling Tom Courtenay como esta pareja, ya que con gran verosimilitud nos convencen del “amor” que existía entre ambos, para a posteriori, ir creando un vacío entre estas dos personas. Dicen que una mirada dice más que mil palabras y eso resulta totalmente cierto con la interpretación de ambos actores, pero especialmente la de Charlotte Rampling, quien con suma elegancia y sutileza, nos envuelve en ese manto de dolor que rodea a su personaje. No por nada su interpretación ha sido reconocida con una nominación al Oscar 2016 como Mejor Actriz, ya que su personaje ES la película.

Es así, que con un ritmo pausado pero lleno de una enorme complejidad, el director Andrew Haigh retrata excelentemente una historia acerca del amor y desamor, con una trama que a primera instancia podría parecer austera en muchos sentidos, pero que contiene mucho más pasión que muchos de los filmes más “románticos” y “cursis” que tratan de manipular al público con historias inverosímiles; si algo debemos agradecer a 45 Años, es la autenticidad de su argumento.

Review de "45 Años"
Lo Bueno
  • La historia
  • La actuación de Charlotte Rampling
Lo Malo
  • El ritmo puede ser pesado para cierto público
9Nota Final
Puntuación de los lectores: (8 Votes)
7.3