Baal protagoniza un antihéroe, un hombre lleno de poesía placeres permanentes y desinteresado de lo que pase fuera de él. El «desinterés» natural es pilar en su actitud de alcohólico vagabundo y fumador, pero sobre todo amante de la poesía.

Coral del Gran Baal

Cuando Baal crecía en el albo seno de su madre,

ya era el cielo tan lívido, tan sereno y tan grande,

tan joven y desnudo, tan raro y singular

como lo amó Baal cuando nació Baal.

Y el cielo seguía siendo alegría y tristeza

aunque Baal durmiera feliz y no lo viera,

aunque ebrio Baal, violeta era de noche,

y aunque piadoso al alba, era de albaricoque.

Entre el bullir de pecadores vergonzosos,

desnudo, Baal se revolcaba en paz,

y sólo y siempre el cielo poderoso

la desnudez cubría de Baal.

Es bueno todo vicio para algo

y también, dice Baal, quien lo practica.

Vicios son, ya se sabe, lo que se quiere.

Elegíos dos vicios, porque uno es demasiado.

No seáis vagos e indolentes

pues, por Dios, que no es fácil el gozar.

Hace falta experiencia y miembros fuertes:

la tripa puede a veces molestar.

Parpadea Baal a los orondos buitres

que en el cielo estrellado su cadáver esperan.

A veces se hace el muerto Baal. Desciende un buitre,

y en silencio Baal un buitre cena.

En el valle de lágrimas, bajo lúgubres astros,

chasqueando la lengua, pace campos Baal.

Canta y trota Baal, cuando los ha agotado,

por los bosques eternos yendo el sueño a buscar.

Cuando a Baal le atrae el oscuro seno,

¿qué es ya para Baal el mundo? Está saturado.

Y guarda tanto cielo Baal bajo los párpados

que incluso muerto tiene suficiente cielo.

Cuando Baal se pudría de la tierra en el oscuro seno,

ya era el cielo tan grande, tan lívido y sereno,

tan joven y desnudo, tan raro y singular

como lo amó Baal cuando vivía Baal.

Werner Fassbinder interpreta la adaptación de la obra de Bertolt Brech, dirigida por Volker Schlondorff, la actuación vivencial de Fassbinder da vida a Baal, enamorando mujeres y abandonándolas, sin el menor remordimiento, Baal sale de un comportamiento social aceptable, la gente aborrece a Baal y eso le agradó al director, porque Baal no se conoce a partir de las representaciones que hacen de él, Fassbinder es Baal y Baal es Fassbinder, el largometraje se reserva a conocer a los demás personajes, la cámara de Dietrich Lohman es el pez rémora del protagonista.

Baal muere sólo.

Review de Baal
Argumento10
Actuaciones7.8
Calidad Visual7.8
Calidad Sonora8
Dirección10
Entretenimiento8
8.6Buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0