El agente Bryan Mills esta de vuelta, para vivir un nuevo capítulo de su desafortunada vida y es que parecer ser que solo John McClane es el único que le compite en tener mala suerte.

Liam Neeson vuelve a interpretar al ex agente Bryan Mills en la búsqueda del responsable de inculparlo por la muerte de su amada Leonore (Famke Janssen), el problema es que el agente Franck Dotzler (Forest Whitaker) le sigue los pasos muy de cerca por lo que la unica persona en quien puede confiar es en su hija Kim (Maggie Grace).

Para empezar la trama es muy similar a la del Fugitivo, película que en 1993 causo revuelo gracias al excelente Thriller que representaba,algo que no sucede en esta cinta a pesar de que intentan incluir un giro en la trama hacia el final de la película este no resulta novedoso, incluso puede decirse que es hasta predecible, una mancha en el curriculum de Luc Besson quien estuvo a cargo del guión junto con Robert Mark Kamen.

Lamentablemente la serie de Búsqueda Implacable (Taken), ha ido de más a menos, con una excelente primera película llena de secuencias de acción muy bien logradas y suspenso hasta el último momento, la segunda ya de la mano de Olivier Megaton cayó en nivel pero siguió siendo entretenida, lamentablemente en esta tercera entrega, donde el director frances repite, parece que la magia ha desaparecido, seguimos viendo a Bryan Mills haciendo uso de sus excelentes movimientos de combate, pero no así a Liam Neeson, quien se nota ya le pesa la edad e incluso logra que las secuencias de golpes sean medio creíbles gracias a efectos de cámara y de edición.

Otro punto negativo es que la película lamentablemente cayo también en esas secuencias inverosímiles, como en la que cada disparo provoca una explosión o que por arte de magia sale bien librado de mil accidentes sin un solo rasguño, esos solo se lo creemos a John McClane y hasta el se lastima.

Sin duda una formula ya gastada, un actor ya entrado en edad y el no tener un buen guión fueron lo que termino por sepultar esta franquicia, aunque uno nunca debe decir nunca y les recuerdo que en días pasados el mismo Liam Neeson confeso que estaría dispuesto a volver a encarnar a Bryan Mill en  Taken 4.

Review de Búsqueda Implacable 3
Un mal cierre de trilogía, que echa por la borda las esperanzas de una cuarta entrega.
Lo Bueno
  • Secuencias de acción
Lo Malo
  • Guión simplón
  • El personaje empieza a cansar
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0