En México en los últimos años han funcionado comedias simplonas, casi familiares y con guiones que parecen salidos de La Rosa de Guadalupe. Así pues el llamado nuevo cine mexicano que funciona en taquilla más que el de autor, nos trae su más nueva producción, Cuando los hijos regresan, una película dirigida por Hugo Lara Chávez, su Ópera Prima, para esta cinta cuenta con verdadero talento, Fernando Lujan, Carmen Maura, Cecilia Suárez, Irene Azuela, entre otros.

Cuando los hijos regresan, se centra en el retiro de Manuel, tras muchos años de trabajar ha decidido dedicar sus últimos días al descanso y a su esposa, situación que podría ser la ideal para un hombre de su edad, de no ser por que tiene 3 hijos que les encanta la atención y por sobre todas las cosas, no miden las consecuencias de sus actos, situación que los llevara a regresar a casa de sus papás, primero Carlota (Cecilia Juárez) que tras problemas maritales decide huir de su casa y refugiarse en casa de sus padres con todo e hijos, esa misma noche también Chico (Erick Elías) llegara a la casa donde creció con su esposa y mascota, pues por un mal manejo de tarjetas de crédito ha quedado en la calle y por último Rafis (Francisco de la Reguera), el hijo menor que se fue en busca de éxito como investigador y que tras su fracaso vuelve a casa de la que nunca ha salido. Manuel tendrá que lidiar con sus hijos baquetones y buscar la manera de deshacerse de ellos para recobrar su tranquilidad y estabilidad.

El problema en cuando los Hijos regresan es que es un tema ya tratado este año pero a la inversa, mientras que la película de Un padre no tan padre, busca acomodar al anciano padre en casa de uno de sus hijos, en esta historia los hijos llegan a acomodarse con los padres, en que se parecen, pues parecería que en nada, pero la trama es explotada de la misma forma, mostrando las dificultades cotidianas de que un gran grupo viva bajo un mismo techo. El director busca explotar las historias de los integrantes de la familia, buscando dejarnos un mensaje de unión familiar y tolerancia, lamentablemente lo hace a medias, las historias están mal aprovechadas y muchos de los personajes están exagerados pareciendo más una serie de comedia. Algunas situaciones incluso se ven forzadas y no terminan por funcionar, ejemplo de ellos, el concurso de baile.

Las actuaciones dejan mucho que desear, sobre todo tratándose de actores de un nombre en nuestro cine nacional, incluso la escena que más demanda histriónica tiene es cortada de su sentido por el viejo Cliché de que un personaje externo al circulo familiar, les explique sus carencias y esto termina por romper el mayor dramatismo que podemos encontrar en la cinta, fuera de eso, las actuaciones son simplonas y buscando en la mayoría de los casos obtener risas de los espectadores con chistes muy desgastados y predecibles.

Cuando los hijos regresan es una muy mala idea, no se pulió lo suficiente el guión y alguien les dijo que tener actores medio conocidos podría ser sinónimo de éxito, pero todo lo contrario, sin una buena historia que contar, ni los buenos actores te salvan, sobre todo si estos nos son bien dirigidos tampoco. Esta cinta puede que sea del disfrute de algunos simplistas pero los más exigentes sin duda la van a sufrir.

Review de Cuando los hijos regresan
Lo Bueno
  • Fernando Lujan
Lo Malo
  • Historia
  • Actuaciones
5.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
3.1