El género musical es uno del que vemos poco a lo largo de cada año ya que cada vez es más raro ver este tipo de producciones y en dado caso de que surja una, es poco usual que sobresalgan. Este año el musical que llama la atención es El Gran Showman, en el cual se nos cuenta la historia de P.T. Barnum, un hombre creó y popularizó el concepto del showbusiness, logrando dar un giro al entretenimiento con la creación de los circos.

La película inicia cuando Barnum (Hugh Jackman) quiere alcanzar sus sueños junto con su esposa e hijas. Todo esto tras ser despedido de su empleo, por lo que se decide a emprender su propio negocio de espectáculos, pero aplicando ciertos cambios e ideas poco usuales para la época. Es así que recluta a una serie de individios excepcionales a los que la sociedad considera como “fenómenos” simplemente por ser diferentes a lo que el estatus social marca. Pero esto no quiere decir que no tendrá obstáculos en el camino, los cuales le harán dudar en un par de ocasiones sobre si su objetivo es algo realista.

Como película del género musical funciona, a pesar de la edición y montaje (pues se siente artificial) y la poca fidelidad a la historia en la que se basa ya que aquí lo principal son los números musicales. Cada uno de los personajes principales ofrece una buena representación acompañados de un gran espectáculo visual y sonoro, donde el carisma de Hugh Jackman logra que sean momentos mucho más cautivadores. Sin embargo, este filme no es Moulin Rouge (la cual también es un musical de época), pues a pesar de su similitud funciona mucho mejor por una simple y sencilla razón: tenía una historia mejor construida.

El logro de El Gran Showman es que a pesar de contar con una historia llena de clichés e incongruencias históricas es que logra transmitir un mensaje de amor y aceptación hacia cualquier individuo. Un mensaje que hoy en día es más importante que nunca ante la implementación de la xenofobia a nivel mundial, a través de los líderes de las grandes potencias del mundo. Gracias a su buen elenco es imposible no emocionarse con cada canción que se presenta, aún cuando la historia no es de lo mejor del género. Pero también su pecado más grande es que si quitamos toda esa artificialidad y espectáculo, el show se desvance y lo que eran buenas ideas, se sienten como conceptos muy pomposos, dejando una película vacía al quitar tanta artificialidad.

Crítica de "El Gran Showman"
Positivo
  • Los números musicales
  • El cast
Negativo
  • Historia
  • Puesta en escena muy artificial
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
5.9