Este año es muy especial, pues marca el regreso de grandes franquicias a la pantalla grande, como es el caso de Jurassic World, Star Wars Episode VII, Terminator Genisys, y por supuesto, Mad Max: Fury Road. Sobre todo porque el director George Miller regresa al mundo que creó en 1979 con Mel Gibson como protagonista, después de que existiese una larga ausencia de 30 años de este icónico personaje en el cine.

En esas tres décadas el cine ha cambiado y evolucionado en muchos aspectos, y los primeros tres filmes del Guerrero del Camino ya se sienten desgastados, viejos y hasta cierto punto, un tanto ridículos. Pero aún conservan su encanto, se nota el amor que George Miller tuvo por esas cintas, ya que hoy en día siguen siendo consideradas como películas de culto y una parte importante del sub-género conocido como Ozploitation. Y por eso mismo, de la mano de su creador, Max ha sido re-inventado, actualizado a nuestra época con la finalidad de brindarnos una nueva línea narrativa sobre este icónico anti-héroe.

En esta ocasión, seremos testigos de un capítulo más en la vida de Max Rockatansky (Tom Hardy), quien es capturado por un grupo de guerreros que sirven a un tirano llamado Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), quien está al mando de una sociedad donde todos le tienen que rendir su respeto y adoración, como si fuese un dios entre los hombres. Varios eventos se desencadenarán cuando Imperator Furiosa (Charlize Theron) una de las personas más importantes dentro del organigrama de este “líder” se rebela, dejándolo en una posición muy vulnerable y que por azares del destino, nuestro héroe principal se verá forzado a participar en los eventos posteriores.

Que la trama sea relativamente sencilla le beneficia en muchos aspectos, pues vemos un desarrollo natural de lo que se nos presenta en pantalla, sobre todo en cuanto a personajes se refiere, pues a pesar de que se trata de un filme del ya mencionado Ozploitation, resalta por la forma en que presenta a las mujeres en este futuro post-apocalíptico; si en la década de los 90 las mujeres podían ver a Sarah Connor como un modelo a seguir en cuando a una mujer puede ser igual o incluso más fuerte que cualquier hombre, sin lugar a dudas podrán opinar lo mismo de Imperator Furiosa, una mujer que ha sufrido toda su vida y que busca redimirse a sí misma, que tiene un gran trasfondo emocional, pero que es igual o más peligrosa que cualquiera de los personajes masculinos en pantalla.

Charlize Theron hace una gran actuación con este personaje que estoy seguro, se volverá un ícono entre las mujeres más fuertes e interesantes que existen dentro del cine; por otro lado, Tom Hardy hace suyo el papel de Mad Max, su casi ausente diálogo le deja mucho espacio para que nos brinde una presentación casi animal, de un hombre que lo ha perdido todo, pero que a pesar de su coraza y miedo a perder a más gente, se inmiscuye en el conflicto de esta historia buscando lo mismo que Furiosa, redención.

En cuanto a los villanos del filme, es fascinante la caracterización e interpretación de Hugh Keys-Byrne como Immortan Joe, actor que ya había participado en la primera cinta de Mad Max como el villano Toecutter; además hay que resaltar el trabajo de Nicholas Hoult como Nux, uno de los cientos de soldados al mando de este tirano y que tiene un arco narrativo bastante interesante.

Pero lo que realmente se lleva los aplausos de esta película es el espectáculo visual y sonoro que este filme nos presenta en pantalla, pues a pesar de que se ubica en un futuro apocalíptico, la paleta de colores que maneja la cinta es muy colorida, lo cual la hace muy distinta visualmente hablando de filmes similares, los cuales se inclinan por colores más fríos y/o casi ausentes, esto quiere decir que hubo un gran trabajo por parte de John Seale, el director de fotografía; sumemos a eso las hermosas tomas de acción que logró capturar en pantalla. Se agradece que el 80% de los efectos sean prácticos y que lo demás se haya utilizado en visuales para aumentar la experiencia visual. El diseño de producción y la dirección de arte es de primer nivel, Colin GibsonShira Hockman Jacinta Leong demuestran porque han participado en filmes como Star Wars o Matrix, su trabajo es impecable.

Y como les mencionaba anteriormente, el diseño sonoro es espectacular, el cual sobresale mucho más pues funciona a la perfección cuando se mezcla con el grandioso score de Tom Holkenborg, mejor conocido como Junkie XL, elevando al máximo nivel cada escena de acción que vemos pasar ante nuestros ojos.

George Miller desquitó la frustración que probablemente tenía después de que le cancelaran su versión de La Liga de la Justicia entregándonos una de las mejores películas en lo que va del año y que como cereza en el pastel, presenta a un grupo de mujeres muy fuertes en acción…El mundo necesita más heroínas como Furiosa.

Al final solo resta decir que Mad Max: Fury Road es una excelente película de acción y que entrega lo que prometían otros filmes, pero que fallaron en el intento y que además, nos re-introduce a un mundo fascinante, con personajes muy interesantes, dejándonos con una promesa de ver más sobre “El Guerrero del Camino” y estas tierras desiertas y gobernadas por aquellos que poseen combustible, armas, grandes vehículos y mucha locura.

Review de "Mad Max: Fury Road"
Argumento7.5
Actuaciones8.5
Calidad Visual9
Calidad Sonora10
Dirección9
Entretenimiento10
Lo Mejor
  • Charlize Theron como Furiosa
  • Tom Hardy como Max
  • El espectáculo visual y sonoro
Lo Peor
  • Algunos efectos visuales se notan algo falsos
  • Algunos huecos en el guión podrían confundir a las nuevas audiencias
9Excelente
Puntuación de los lectores: (9 Votes)
9.0