Por Iván Belmont

Sin duda alguna, uno de los estrenos más esperados de éste FICM era el estreno de Siete Psicópatas, escrita y dirigida por Martin McDonagh, cuyo anterior filme y ópera prima, In Bruges (En Brujas), no sólo fue aclamada por la crítica, sino que se ganó estatus de culto. Es por eso que su segundo largometraje causara tanta expectativa.

La trama nos involucra en la vida de Marty, un guionista de películas, quien sufre de alcoholismo y no puede encontrar la inspiración necesaria para terminar su guión llamado: Siete Psicópatas. A su vez un amigo de Marty llamado Billy tiene un lucrativo negocio enfocado al secuestro de perros, quien sin saberlo, rapta a la mascota de un mafioso sin piedad, lo cual crea una serie de sucesos trágicos y cómicos en la vida de los personajes.

De entrada la cinta suena sumamente interesante y si ya viste En Brujas, sabes el humor negro que puedes encontrar, que afortunadamente está presente en gran parte del filme. El punto negativo es que, se siente más como una copia de películas de Tarantino (se nota la influencia) y de Guy Ritchie al más puro estilo de Snatch, lo cual quita cierta originalidad a la historia, y aunque el largometraje cuenta con momentos muy buenos, la trama es algo incongruente lo cual hace que te desconectes totalmente de lo que ves y que al término de la película salgas insatisfecho por lo visto a pesar de contar con actores de la talla de Christopher Walken, Sam Rockwell y Woody Harrelson.

FICM10 Review de "Siete Psicópatas y un perro"
Es una decepción que después de tener un gran manejo de trama en su filme anterior, McDonagh recurra al intento de homenaje de sus ídolos, como Quentin Tarantino, perdiendo su identidad y rumbo para una película que pudo ofrecer mucho más.
Argumento6
Actuaciones7
Calidad Visual7.5
Calidad Sonora7.5
Entretenimiento6.5
Lo bueno
  • Christopher Walken
  • Sam Rockwell
  • El perro
Lo malo
  • La historia
  • Colin Farrell
  • El director
6.9Regular