Ganadora de varios premios internacionales, incluidos, el Premio Especial del Jurado de la sección Cierta Mirada del Festival de Cannes y el César Award como Mejor documental, además de ser nominada por al Oscar en la misma categoría, este documental, ha sido estrenado estrenado en México y seguirá recorriendo las salas de cine a través de Ambulante, pero en esta ocasión, tuvimos la oportunidad de verlo en el Festival Internacional del Cine de Guadalajara.

Reconozcan o no, el nombre de Sebastião Salgado, sus trabajo fotográfico es reconocible, y casi todos lo hemos visto, aunque no sepamos quien tomó la fotografía. Y de él, es quien habla el documental, a través de dos voces, la primera, del hijo del fotografo, Juliano Ribeiro Salgado, co-director de la cinta y la segunda de la voz de Wim Wenders, que habla del trabajo de Salgado, como colega.

A través de esas dos voces y miradas, vemos la vida de Sebastiao y el reecuento de su trabajo a lo largo de 40 años y varios proyectos que han hecho que su vida y obra sea reconocida en el documental y muestren quién, cómo llegó a ser fotográfo, cuál ha sido su trabajo y el impacto que ha tenido en su vida. Escuchamos a Wenders hablar cuando en la pantalla vemos desplazarse una por una, varias fotografías de sus proyectos. Escuchamos hablar a Juliano para mostrarnos las aventuras de su padre en los últimos viajes que lo ha acompañado y verlo en acción.

El documental no sólo trata sobre la vida de Salgado como fotografo, también nos muestra otra faceta, que en los últimos tiempos se focalizado más, un proyecto personal, que junto a su esposa, ha logrado implementar en su natal Brasil, como rescate al agotamiento de lo que hemos hecho los humanos al planeta.

Si bien, la Sal de esta tierra, no es el mejor trabajo como documentalista de Wenders, es bueno, porque a través de pequeños elementos nos ha mostrado la mirada de Salgado, y sobre todo el reconocimiento a su trabajo en las etapas más importantes y drámaticas que ha vivido el hombre en la última etapa del siglo anterior, guerras, sequías, desplazamientos, genocidios, Y es que el trabajo del fotografo brasileño se nos releva como una mirada profunda al ser humano a través de un lienzo en blanco y negro, que juegan con la luz y la sombra, representando la misma esencia del ser humano y eso que no revela en ser La Sal de esta Tierra, el elemento destructor del planeta.

Lo que hace relevante al documental, no es en sí la vida de Salgado, es su trabajo, y no sólo como fotografo. Lo que hace que el documental, pierda ritmo y en ocasiones sea pesado, es el despliegue múltiple de fotografías y el uso excesivo de voz en off de Wenders, donde tampoco nos habla mucho sobre qué lo inspira, o muy poco se habla de su método y nada de sus influencias. Sin ayuda de Wenders, el documental, hubiera estado peor, no se nota mucho la presencia del hijo, Wenders se lleva el trabajo, en el que parece rescatar, dándonos un mensaje en el final, que no es muy convincente.

Al fin de cuentas, la Sal de esta Tierra es un homenaje a Salgado, una experiencia para descubrir su legado a la humanidad, un documental que no se deben perder.

Review de "La Sal de la Tierra"
Argumento8
Calidad Visual9
Calidad Sonora8.5
Dirección7.5
Entretenimiento8.5
8.3Muy Buena
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0