Timbuktú es una ciudad ubicada al centro de Mali, país de África subsahariana que en su mayoría la población es musulmán. Este país hace varios años sufrió de los ataques terroristas y extremistas de los yidahistas. Y empezaron a destruir varios monumentos y objetos antiguos que son considerados parte del patrimonio cultural de la humanidad.

Y ese acontecimiento hace que el director se anime y nos cuente sobre ese momento, mostrándonos un abanico de personajes que sufren o cambian su vida por la llegada de estos acontecimientos. Centrándose en la vida de un pastor nómada y su familia que viven a las afueras, en el que una situación hace que cambie su vida y con ella la de su familia y que de cierta manera influye la presencia de los yihadistas en su destino.

Abderrahmane Sissako, es un director de Mauritania, que ha logrado con esta película cosechar truinfos para él y para su país y el país de coproducción, con una nominación al Oscar y varios premios Cesar, esta película representa un gran avance para el cine de África, en especial para Mauritania que obtiene por primera vez una nominación a los Oscar. Y no sólo el éxito ha sido en galardones, también lo ha sido comercialmente en dónde en Estados Unidos ha superado el millón de ganancias en taquilla algo que es raro de ver en un film de este continente.

Y no está demás que haya cosechado estos logros, porque es una película que ofrece una perspectiva actual, y da a conocer un problema sin meterse a temas morales o éticos. Haciéndonos preguntar hasta dónde cuartamos la libertad de las personas por nuestras creencias religiosas. Pregunta que como así el mismo film no dejará indiferente al espectador.

La película cuenta con un gran acierto en mostrar el desarrollo de varios personajes que se ven sus vidas cambiadas con la llegada de este grupo islámico. Otro acierto es la fotografía que con ciertas tomas nos muestra paisajes y escenas que deslumbran la pupila del público. El único problema es que la introducción de estos elementos hacen que la trama afloje el ritmo y pueda llegar a ser percibida como una historia lenta, que al final se resuelve con una duración menor a la hora y media. Sin embargo, vale la pena ser vista y llegar a una conclusión propia del éxito de la misma.

Review de "Timbuktú"
Lo Mejor
  • La Fotografía
  • La Historia
Lo Peor
  • El ritmo
8Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0