Sí ya vieron la última película, Kingsman: The Secret Service de Matthew Vaughn y Jane Goldman, entonces recordaran esta escena, que en el corte final mostrado en salas de cine de nuestro país no tiene gran chiste y incluso pasa desapercibida, pero no todo fue planeado de esta manera, al parecer el director realizó la escena completa, siendo un festín de sangre en el que el personaje de Colin Firth desencadena toda su pericia para matar.

¿Por qué nosotros no vimos la escena como originalmente fue planeada?

Esto debido a que los censores de nuestro país creyeron que México ya ha visto suficientes escenas violentas por lo que lo mejor fue editar la escena y bajarle el tono.

De todos modos y sin entrar en polémica hoy les traemos esta escena editada.

Kingsman Church