Uno de los temas recurrentes en varias de las películas proyectadas durante la 17a edición del Festival Internacional de Cine de Morelia es el de los pueblos y personas que no solo han sido olvidadas por el gobierno, sino por la sociedad en general. Esos lugares invisibles de los que nadie habla porque nadie los conoce. Donde se es un espectro más que un ser vivo, donde las memorias se pierden en medio de un lugar donde no existe ley alguna.

En Sanctorum se nos adentra poco a poco en la cotidianidad de un lugar ubicado en algún punto de Oaxaca. Aquí, ante la escasez de recursos laborales y económicos, los habitantes de dicho lugar se han visto en la necesidad de convertirse en campesinos que se hacen cargo de inmensos plantíos de marihuana. Cada mañana se levantan para ser recogidos por un grupo de hombres armados que les lleva y les trae de vuelta a casa, bajo la promesa de “protección” y una paga miserable. El problema surge cuando nos damos cuenta de que en territorio cercano a este poblado, se encuentra un comando militar que percibe a estas personas sin opciones, como una amenaza mortal, razón por la cual deberán luchar por lo poco que tienen y sobretodo, por su derecho a ser libres.

Una serie de eventos se irán desarrollando poco a poco mientras la angustia y desesperación de esta gente va incrementando cual olla de presión. Llegará el momento en donde todo explote y esa sensación de constante peligro e inquietud nos convertirá en testigos de la cruda realidad con la que estas personas tienen que vivir. Algunos de los momentos más fríos e impactantes son filmados con una enorme precisión y belleza visual, lo cual les otorga de una brutalidad inesperada que te helará el cuerpo.

A su vez, poco a poco se nos irá presentando elementos de realismo mágico que convertirán a Sanctorum en una experiencia completamente cinematográfica (aún cuando parezca que se abuse un poco de este recurso), pues la amalgama de elementos visuales y sonoros son realmente apabullantes.

Sanctorum no es una obra fácil de digerir y es posible que las personas más acostumbradas a los ritmos del cine comercial no disfruten de ella, pero les invito a darle una oportunidad a una película que tiene mucho que decir a pesar de no utilizar elementos narrativos más “tradicionales”.

FICM 2019: Review de 'Sanctorum'
Positivo
  • Una presentación muy interesante sobre un tema que siempre se aborda dentro del cine mexicano
  • La fotografía
  • El diseño sonoro y musicalización
Negativo
  • Los elementos místicos parecen ser un poco excesivos
  • El ritmo no es para todos
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
8.6