Una de las charlas más interesantes que tuvimos fue con Andrea Santiago, la directora del cortometraje animado A la cabeza y que básicamente nos muestra el cómo a veces traicionamos nuestra propia naturaleza, a nuestro propio ser, con tal de ser aceptados en un mundo al que realmente no pertenecemos. Haciendo uso de animación stop motion, este es uno de los trabajos mejor desarrollados que se puedan encontrar en esta edición del FICM.

A continuación te comparto lo que nos platicó durante la entrevista: