¿Quién se imaginaría que una historia que inició como una historia corta de siete capítulos, continuará conquistando espectadores, para seguir trayendo hasta una película que llega en esta temporada? Downton Abbey, es una serie que apareció en el año de 2010 y que tras seis temporadas y especiales de Navidad, centrada en la familia de la nobleza que vive un periodo de transición, conquistó a muchas personas, por lo que un producto como una película directa para cines, no sonaba algo tan descabellado de hacer para seguir presentando las aventuras de sus personajes entrañables.

El regreso de la familia Crawley se da a finales de los años veinte con la inesperada situación que el rey y la reina de Inglaterra los visitará en su condado, llamado Downton Abbey, en donde esta inesperada visita traerá la tarea difícil de organizar los eventos que son requeridos, pero estos requerimientos provocarán que la nobleza y la servidumbre enfrenten sus propios problemas.

Totalmente es lo que se comúnmente se conoce como fan service, pero también es una excelente oportunidad para adentrarse a este universo. A diferencia de otras secuelas de series, Downton Abbey funciona por sí misma y a la vez se involucra tan bien en la historia presentada en sus capítulos anteriores. Porque el guión de su creador, Julian Fellows, sabe qué hacer con sus personajes y cómo seguir desarrollando sus vidas con las características que tanto los resaltaron y sin desdibujar o menospreciar a alguno. La trama, sólo se siente como pretexto para concluir y seguir dando brillo a cada uno de ellos.

Sin importar cómo hubiera sido su formato o presentación. Downton Abbey sigue teniendo las mismas características de producción y calidad de la misma, lo cual únicamente para los más exigentes puede ser un punto negativo y aunque quizá la insistencia de seguir explotando la historia se sienta como una necedad de su creador y de sus productores es divertido volver a ver a cada uno de los personajes en especial a aquéllos que cada persona le agarro cariño, aunque cabe mencionar que Maggie Smith, así como en la serie, es la que más sobresale, por la interpretación de un personaje tan peculiar. Y la introducción de nuevos personajes también funciona en la misma trama.

Downton Abbey, no se siente innecesaria, sino como un homenaje y recordatorio a una época pasada que aún sigue cautivando y más si se tiene a estos peculiares personajes que sienten más adelantados a la época en la que vivieron.

FICM2019 Review de 'Downton Abbey'
Positivo
  • Producción
  • Nuevas Historias
Negativo
  • La insistencia de seguir haciendo productos
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0