La próxima película sobre el agente secreto James Bond ha resultado ser muy caótica en cuanto a su producción se refiere. Desde las difíciles negociaciones para que Daniel Craig regresara como el 007, hasta las diferencias creativas que existieron entre Danny Boyle y los productores ya que sentía que se estaba limitando su creatividad. Ahora, a pesar de que todo parecía marchar bien bajo el mando de Cary Fukunaga, ha llegado el golpe más reciente a este filme ya que el compositor musical original, Dan Romer, ha abandonado el proyecto precisamente debido a diferencias creativas según se reporta. Lo curioso de esto es que Dan Romer ha sido uno de los colaboradores habituales en la filmografía de Fukunaga, por lo que el argumento de que tuvieron diferencias suena un poco difícil de creer, pero lo que es un hecho es que ya está fuera de la producción.

Ahora, la persona que se hará cargo a tan solo tres meses del estreno en cines será una leyenda musical que siempre había sido uno de los compositores a quienes muchos imaginaban colaborando en la franquicia Bond, pero que por una u otra razón no se había logrado. Me refiero al alemán Hans Zimmer, uno de los compositores más solicitados en el mundo del cine y que ha creado algunas de las bandas sonoras más emblemáticas y reconocibles de la última década. Además, se rumora que debido a los tiempos, Zimmer se apoye en alguno de sus colaboradores habituales para agilizar el proceso.

La única buena noticia de todo esto es que Thomas Newman no regresará a la franquicia después de haber colaborado con Skyfall y Spectre, dos películas que tienen una muy buena canción Bond, pero en cuanto a música se refiere, dejaba mucho que desear debido a lo genérico que su música sonaba para un personaje que ya tiene un sonido característico y que solo John Barry y David Arnold han logrado manejar con éxito en el pasado. Ojalá Hans Zimmer entregue algo de ese nivel.