Después de unas vacaciones exprés, estamos de regreso para platicar cómo fue que el cine independiente le comió el mandado a las grandes producciones. Cintas como El Rey León y Hobbs & Shaw decepcionaron, mientras que títulos como Teen Spirit y La Camarista dieron la cara para recordarnos que siempre habrá una historia interesante que contar.