Uno de los géneros más populares dentro de la filmografía norteamericana es sin duda las comedias; productos cinematográficos que por su característico humor puedes odiar y amar. Exponentes existen mucho y más en el género del coming of age, unos de los más explotados en Estados Unidos, el cual ha representado a la adolescencia infinitas veces, por lo general son películas sobre jovencitos en la pubertad y sus problemas en la secundaria lo cual ha dado comedias que han marcado a ciertas generaciones, Porkys, American Pie, Road Trip, Superbad y en estos tiempos la película que representa esta mirada contextual de la juventud es Good Boys, una película es divertida cuya originalidad es escasa pero aún así cumple su cometido.

Dirigida por Gene Spupnistky,  este director que viene de producir y dirigir algunos capítulos de The Office y que para esta nueva propuesta titulada, chicos buenos, nos cuenta la historia tres chicos, tres amigos inseparables, que uno de ellos por atreverse a dar un sorbo a una cerveza ha sido invitado por los chicos cool de la escuela a una fiesta, en donde habrá besos, lo que representa la oportunidad de darle besos a su crush. Ese chico, llamado Max (interpretado por Jacob Tremblay, el niño de  The Room) por lo que para ensayar y aprovechar esta oportunidad, decide espiar a sus vecinas más grandes de edad, para ver cómo besan, para esto usa el dron de su padre, aparato que le tiene prohibido usar. Las vecinas al darse cuenta terminaran confiscando el aparato y es a partir de esto, que empezarán una aventura que les hará faltar a clases y probar de cierta manera su amistad hasta que llega el momento de ir a la fiesta.

El resto del cast lo conforman Keith L. Williams, Brady Noon, Molly Gordon, Midori Francis. Es importante remarcar esta situación por que la química que alcanza el trío principal de la película es bastante agradable, siendo esto lo que logra engancharte, pues sentirás empatía inmediatamente con estos niños.

Si bien, para su director representa su ópera prima, ya contaba con experiencia en guiones en comedias como Bad Teacher o Year One, lo que no lo hace ajeno al género y representa un decente debut, aunque no destacado. La película es divertida, con buenas puntadas y un ritmo ágil, gracias a su humor, pero este humor aunque tenga niños o adolescentes, es un humor un poco más adulto.Chicos buenos es divertida, y por momentos recuerda a varias películas de este tipo, es más divertida por la buena elección de su cast que por el mismo desenlace de la historia que no se siente original.

Es una opción entretenida para el fin de semana, si queremos pasar un buen rato.

Review de Chicos Buenos
Positivo
  • Humor
  • Cast principal
Negativo
  • Algunas bromas
  • Desenlace
6.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0