Luc Besson es un director que ha creado películas que muchas generaciones hemos visto, películas de acción con una característica que tienen en común, son protagonizadas por mujeres que no le temen a nadie ni a nada, que han pasado como asesinas a sueldo, o tienen que sobrellevar su talento en un mundo intergaláctico procurando defender alguna cosa en específico. Su más reciente película, Anna, no se despega de esta ya tradicional característica de su filmografía. 

Anna, es una chica rusa que es reclutado como modelo en la ciudad de París, sin embargo, cuando un poderoso magnate de su país natal la seduce, ella tendrá que emprender una misión que le ha comisionado su gobierno, destapando su verdadera profesión, una espía y asesina, pero esto solo es la punta del iceberg pues tras esta fachada existe todo un complot internacional que pone en peligro no solo la vida de ella y sus allegados, si no la estabilidad política del mundo.  

Uno de los principales puntos en la filmografía de Luc Besson es sin duda las tramas entretenidas y sobre todo llenas de personajes muy interesantes, en el pasado lo ha logrado con León, Lilu, Nikita, incluso Bryan Mills protagonista de la saga Taken, interpretada por Liam Neeson, son personajes ideados por el mismo autor, esta característica no se ve presente en Anna, donde lamentablemente al querer darle un tono más de película de espionaje, nos termina presentando un personaje poco memorable. Anna, es una película llena de acción, de energía y de múltiples cambios de narrativa, que se presenta como una película original, pero termina siendo la misma historia presentada en muchas de sus películas pero más rebuscada, situación que provoca que por momentos tantas vueltas te maree y pierda el rumbo de su propuesta que la vuelve hasta hartante. 

A pesar de contar con un cast encabezado por la actriz y modelo rusa Sasha Luss, quien en su segunda participación con el Director, no logra explotar el potencial que tiene el personaje, siendo la falta de carisma la principal falla en su interpretación. En el caso del elenco de apoyo Helen Mirren, Cillian Murphy y Luke Evans, que tampoco lucen en la película y se siente más sobreactuados.

Una producción de esta envergadura por lo general se engalana con varios escenarios alrededor del mundo, situación que tampoco es recreada con la verosimilitud que requiere la historia, mucho menos las épocas, provocando que los más fijados puedan confundirse con elementos que no van acordes a la época que estamos viendo en pantalla y si a esto le sumamos un sin fin de cambios temporales dentro de la trama, obtenemos confusión pura.

Hay ciertos momentos que los fanáticos de las películas de acción agradecerán, porque son secuencias bien construidas, llenas de sorpresa, con sangre abarcando la pantalla, con un ritmo ágil. Pero su historia carece del impacto que como cualquier otra película de espías y protagonizada con una mujer se haya visto en épocas recientes como Atomic Blonde. Luc Besson, sólo demuestra que ya perdió la capacidad de innovar y sorprender al espectador, mostrando un churro más a su carrera reciclando lo que tanta ha mostrado a lo largo de su carrera.

Review de 'Anna'
Positivo
  • Acción
Negativo
  • Fórmula repetida
4.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0