El universo cinematográfico de los Warren, creado por James Wan y construido a partir de The conjuring, ya cuenta con 7 películas, algunas con dudosa calidad, pero sin duda uno de los personajes u objetos más populares de todo este conjunto es la muñeca diabólica Annabelle, que llamó tanto la atención en su primera aparición que los productores no dudaron en explotar al personaje dándole mayor protagonismo, ya que la primera cinta de los famosos Demonólogos, no gira en torno a este juguete. Su primera incursión en solitario, nos cuenta los hecho inmediatamente previos a su primera aparición en los que atormenta a una familia que recién espera a su primer bebé. Annabelle como simplemente se título la película, culmina con donde inicia The Conjuring. El éxito de esta primer Spin off basado en este tétrico objeto, dio como resultado una secuela en el 2017 titulada Annabelle Creation, que nos cuenta el origen de este personaje inanimado con mucha mejor manufactura que su antecesora y que conecta de una maner brillante precisamente con su antecesora.

Ahora dos años después Annabelle comes home marca el regreso del personaje y su trama inicia con los esposos Warren, Ed y Lorrain, quienes descubren la verdadera naturaleza de Annabelle, situación por la cual, proceden a aislarla. El problema es que tiempo después su pequeña hija Judy, su niñera Mary y la mejor amiga de la niñera, Daniela, se encontraran solas en casa cuando Annabelle logra liberarse y desencadenar el terror en el domicilio, activando cuanto objeto demoníaco tienen los investigadores en casa.

Annabelle comes home es una película con una trama floja, esa es la verdad y su ejecución es bastante pobre, recurriendo a cuanto truco barato para asustar existe, tomas oscuras y cerradas, scare jumps, apariciones, cambios en los niveles de sonido, etc. Es una lástima que se haya recurrido a esta situación ya que el director, Gary Daubermen, quien debuta, tras ser la pluma detrás de varias cintas de horror, incluyendo It; situación que resulta una lástima que tanta experiencia le hayan agotado las ideas para desarrollar este proyecto. Estamos ante una película teen que parece una adaptación más adulta de Night at the museum o incluso Goosebumps.

Las actuaciones de estas actrices que buscan sus primeros papeles en cine, Madison Iseman y Katie Sarife, lo hacen de manera decente y logran introducirse en la trama, quien verdaderamente destaca es Mckenna Grace, quien viene fuerte desde hace unos años construyendo una reputación actoral con pequeños roles tanto en series como películas y ha causado buena impresión; presiento que sobre ella podría continuar el universo de la familia Warren. Hablando de la familia, Vera Farmiga y Patrick Wilson, sin duda se roban el espectaculo, se nota que ya tienen bien desarrollados a sus personajes y se siente cómodos con ellos, una verdadera lástima que no hayan sido utilizados más en esta entrega aunque lo entendemos, ellos no son los protagonistas.

El verdadero éxito de esta película radica en la cantidad de horrores y artefactos terroríficos que podemos ver en la casa, todos ellos se nota que ya tienen una construcción previa, ya sea que sea que hayan sido desechados para su incursión en solitario o que podamos ver en un futuro, y que funcionan para ver todo el caos desencadenado, el cual a pesar de ser predecible sigue siendo muy entretenido y por momentos te mantiene con las uñas clavadas en el asiento. Los puristas dirán que es más de lo mismo y es verdad, pero eso no le quita el morbo por ver a nuevos personajes siendo aterrorizados por Annabelle mientras esperamos el estreno de la próxima película de The Conjuring.

 

Review de 'Annabelle comes home'
Lo Bueno
  • Las apariciones
  • Judy Warren
Lo malo
  • Predecible
  • Trucos gastados para asustar
6Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0