Por segundo año consecutivo, una película famosa para el público en lengua inglesa y que ya ha tenido bastante tiempo de haber sido estrenada con un público ya cautivo, es rehecha para el público mexicano. En esta ocasión, hablamos de Fifty First Dates, película con Adam Sandler y Drew Barrymore como protagonistas estrenada en 2004 y que es considerada como una de las mejores películas o más emblemáticas del comediantes gringo.

Como si fuera la primera vez, nos narra cómo es la vida de Luci (Ximena Romo), una chica que tras perder la memoria a corto plazo, vive el mismo día, día tras día, con el apoyo de sus familiares y de los trabajadores del hotel de su padre, sin embargo, esto podrá cambiar con la aparición de Diego (Vadhir Derbez), un joven biólogo marino que llegó a trabajar con los delfines y que al conocer a Luci, sus planes podrán cambian por su interés en ella.

Las adaptaciones causan un efecto indeseado en el espectador, es imposible no comparar la original con la nueva versión, por lo que para salir avante, debe ofrecer algo nuevo y no sólo la tropicalización de la historia. En este caso, la película no cambia la historia, sólo cambian las bromas en las que su director y escritor Mauricio Valle nos ofrece chistes muy poco originales, sin gracia.

Sí la trama de entrada ya es una falla, las actuaciones son la única oportunidad de sobresalir y  Ximena Romo, desea imprimirle carisma a su personaje, pero cuando se le ofrece poco su gracia se vuelve en una acumulación de malas bromas, malos diálogos y situaciones que no causan gracia En cuanto a Vadhir Derbez es imposible no dejar de ver a su padre y la sombra que carga con su presencia. Uno de los puntos más altos de la película original es sin duda que los actores principales derrochan química en pantalla, situación que los ha llevado a trabajar junto más de una ocasión, pero aquí a pesar de que Ximena Romo este año esta de moda con su aparición de más de una producción, su química con Vhadir es casi nula, se nota que la producción no se encargo de que estos actores desarrollaran este vincula previamente y eso se ve reflejado en pantalla. Por lo tanto el único punto que podía sacar a flote la cinta también se ve limitado. Debo aclarar que el horrible papel que patiño que hiciera Sean Austin sigue siendo igual de lamentable en la interpretación de Paco Rueda, esa si fue la única copia a la altura de la original.

Otro punto a resaltar es que el sella de la casa en cuanto a producciones comerciales nacionales se encuentra presente, una cantidad de fallas técnicas que la verdad dan pena ajena, desde intentos por querer hacer alarde de una buena fotografía donde no se requiere y haciendo que parezca más un comercial turístico y las ya clásicas fallas en cuestiones de audio.

Seamos sinceros, la historia aburre, no solo por que ya la conocemos, si no por que ni siquiera se le hizo una buena copia, haciendo los escasos momentos graciosos de la original, infumables en esta versión y cuando debe causar lo que causan las historias de amor, es imposible no querer regresar a su original y agradecer la aparición de Sandler y Barrymoore en ella. Es una tristeza que también el cine mexicano, este cometiendo lo que padece el cine de Hollywood, el reciclaje de historias que no ofrecen nada y su justificación sea más monetaria que creativa. Pero si vas a copiar al menos hay que hacerlo bien y para eso estamos reprobados.

Review de 'Como si fuera la primera vez'
Positivo
  • Ximena Romo
Negativo
  • Diálogos
  • Reinterpretación
3.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0