El cine de horror desde hace algunos años quiere despertar de ese largo letargo en el que se encontró, sin recibir una verdadera propuesta que retara a los espectadores a verdaderas experiencias terroríficas, en su mayoría recibíamos opciones que explotaban el género juvenil combinado con slashers y que sería hasta inicios de esta década, la cual esta por terminar, que empezaríamos a ver producciones que inmediatamente se han convertido en joyas instantáneas, uno de los directores con propuestas más frescas es sin duda Andre Ovredal, un realizador Noruego con una perspectiva del terror, alejada de lo gráfico y más cargado hacia lo psicológico. Este cineasta resultó elegido por Guillermo del Toro para ser quien llevara la rienda en su próxima producción, basada en un libro de cuentos de horror para niños titulado Scary Stories to tell in the dark.

Cuentos de Horror para contar en la Oscuridad, como se traduce el título original del libro de Alvin Shwartz y con espeluznantes ilustraciones de Stephen Gammel es una antología como su título lo sugiere y que por fines dramáticos fue adaptado a la pantalla grande por Guillermo del Toro, Dan y Kevin Hageman, quienes plantean la trama en un pequeño pueblo llamado Mill Valley en el año 1968, en el cual vive Stella y sus amigos Auggie y Chuck, los cuales se preparan para la noche de Halloween en la cual se vengaran de una vez por todas del Bully de la localidad, Tommy. Las cosas resultan y para huir de la ira del bravucón terminaran escondiéndose en una mansión abandonada que perteneció a una vieja familia de apellido Bellows, la cual se encuentra embrujada, gracias a la vida tormentosa de Sarah, la hija más joven de la familia. En dicha Mansión encontraran el viejo libro de cuentos de horror de Sarah y al abrirlo desencadenaran el horror por todo el pueblo y solo ellos que conocen la verdad son los que deberán encontrar la forma de detener la ola de desapariciones.

El principal acierto en Historias de Horror para contar en la Oscuridad, es el excelente manejo del suspenso y misterio alrededor del libro y las situaciones que desencadena alrededor del pueblo y que no abusa de las criaturas que merodean a los personajes. Siendo también estas mismas uno de las mejores cosas en la película, siendo mostradas en su mayoría con efectos prácticos y haciendo un uso inteligente del CGI, situación que se agradece.

Sin duda el punto negativo se encuentra en la poca innovación que presenta a la hora de contarnos la historia, la cual lamentablemente después de la escena del hospital se estanca y poco a poco va perdiendo ese nivel de tensión que manejaba. Algunas historias que se sienten latentes dentro de la trama y que uno esperaría tuvieran un mayor desarrollo como el de la madre de Stella o el contexto de Ramón, terminan quedando fuera de la trama, haciéndola sentir un tanto hueca. También la oportunidad desaprovechada de contarnos una verdadera y horripilante historia de la familia Bellows, esta termina tomando el camino más fácil. Los personajes principales, que son estos adolescentes se unen al cliché de este tipo de historias que últimamente hemos visto en IT, Goosebumps y Stranger Things.

Historias de Horror para contar en la Oscuridad es una película entretenida y que agradara a la mayoría de los espectadores, los cinéfilos más experimentados y que esperan ver una película plagada de gore y momentos crudos, deben saber que se enfrentan a un producto que desde un principió fue pensada como una cinta de horror para introducir a nuevas generaciones ese gusto por el género y creo que lo logra con creces. Por momentos uno se siente como si estuviera viendo un largo y muy bien hecho capítulo de Le temes a la oscuridad o escalofríos.

 

 

Review de 'Cuentos de Horror para contar en la Oscuridad'
Lo Bueno
  • Diseño de Monstruos
  • Atmosfera
Lo Malo
  • Clichés
  • Final poco atractivo
7Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)
0.0