En 1977 Stephen King publicó The Shinning, una obra literaria que significa la tercera novela para el escritor después de Carrie y Salem´s Lot, las cuales ya habían sido un éxito comercial, pero The Shinning fue la que lo llevó a la fama y consolidación. Pero su obra a pesar de ser conocida, no saltaría a la fama hasta que el reconocido director de cine Stanley Kubrick, quien se tomó ciertas libertades para la adaptación y muy a pesar del desagrado del mismo Stephen King con el producto final que fue estrenado en 1980, se convirtió en la referente del cine de horror, la favorita del género para muchos y una película que muchos consideran insuperable. Años después en el 2013 fue lanzada la secuela, Doctor Sleep, y como era de esperarse al poco tiempo se anunció los planes de adaptación a la pantalla grande, los cuales más tarde terminarían con el director Mike Flanagan al frente del proyecto.

Doctor Sueño se centra en Daniel Torrance, quien ha crecido traumatizado por los eventos ocurridos en el Hotel Overlook, además de usar el alcohol como un medio para mantener a raya sus habilidades a las cuales llama «el resplandor». Pronto conocerá a una pequeña de nombre Abra con dones similares a los de él, por lo que tendrá que ayudarla a mantenerse a salvo, pues existen unos seres muy peculiares en busca de su resplandor.

La principal y obvia comparación es sí logra superar o estar a la altura de la original, idea errónea completamente, incluso los dos productos funcionan por separado sin afectar o demeritarse y en gran parte se debe al trabajo de Mike Flanagan, quien logra presentarnos una película muy sólida, gracias a decisiones arriesgadas pero correctas. El director no es ajeno a realizar producciones de horror y se nota su experiencia, pero algo si es muy importante de aclarar, no es una cinta de horror y ese puede ser uno de los grandes contras que le van a encontrar los más exigentes. Doctor Sueño es más un thriller que te mantiene inmerso en su suspenso y que no te permite sentir los 150 minutos de duración, gracias en gran parte al excelente ritmo que maneja la trama. Claro el guión funciona muy bien, haciendo de la película, un producto entretenido, cuyo único problema puede presentarse como es costumbre en las historias de Stephen King, en el desenlace.

Las actuaciones son un punto a resaltar, Ewan McGregor, funciona de gran forma como un atormentado personaje y que va llevando el hilo del argumento, pero quienes verdaderamente destacan son la joven Kyliegh Curran como Abra Stone y Rebecca Ferguson como Rose The Hat, la primera a pesar de su corta edad emana una presencia escénica, que por momentos opaca incluso a McGregor, con su personaje desafiante y a la vez inocente. Mientras que Ferguson, con un personaje misterioso, impredecible y que te mantiene a la expectativa de sus acciones cada vez que hace acto de presencia.

En la parte técnica, el trabajo se encuentra muy bien realizado, el sonido, que es muy importante, funciona para darte pequeños sobresaltos muy finos, sin caer en el abuso de los famosos scare jumps, por otro lado, es completamente un acierto no haber echado mano de efectos visuales para recrear escenas, ni mucho menos para intentar hacer que los personajes de la cinta The Shinning aparecieran nuevamente, en su lugar el uso de actores con características físicas similares funciona perfectamente.

Sin duda estamos ante una de las mejores adaptaciones de una obra de King, se toma su tiempo para deleitarte con pequeños guiños y darle un elegante homenaje a la cinta de Kubrick, sin abusar de la nostalgia y haciendo que disfrutes de cada unos de esos elementos de fan service. Y a su vez se toma el tiempo de regalarte un nuevo e interesante relato con fascinantes personajes. Repito, es imposible superar a su antecesora, pero eso no le quita el mérito de ser una muy digna sucesora.

Review de 'Doctor Sueño'
Lo Bueno
  • Dirección
  • Actuaciones
Lo Malo
  • Desenlace sin fuerza
7.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
6.0